El sindicato UGT de Catalunya reclamó hoy que se conceda el derecho a sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales y europeas para todos los inmigrantes legales con dos años de residencia en España.

La secretaria de Política Institucional del sindicato, Eva Granados, explicó que desde el último congreso de la central sindical, en 2005, la postura oficial de UGT es que todos los inmigrantes con residencia legal
durante dos años puedan votar en las locales y europeas, mientras que los que lleven cinco años lo puedan hacer en las generales y las autonómicas.

Según Granados, "la integración pasa por tener derechos laborales, pero también políticos".

Para la secretaria de Política Institucional, si los inmigrantes trabajan, pagan impuestos y aportan crecimiento económico al país, deben de poder votar, independientemente de si hay o no un convenio de reciprocidad con su país de origen.

Aunque aceptó los actuales convenios internacionales firmados entre España y varios países para que los ciudadanos españoles puedan votar en las elecciones de allí, admitió que "no nos gustaría que hubiese una nueva categoría de inmigrante: el ilegal, el legal con derecho a voto y el legal sin derecho a voto".