Un F-16 israelí lanza misiles sobre territorios del sur de Líbano.
Un F-16 israelí lanza misiles sobre territorios del sur de Líbano.(Adnan Hajj / REUTERS) REUTERS

Israel sostiene que la milicia chiíta de Hizbulá utilizó a civiles como escudos humanos en la matanza de Qaná en la que murieron 56 civiles, la mayoría de ellos niños .

Esta es una de las conclusiones del informe que el ejército hebreo ha realizado sobre la matanza realizado durante la tregua de 48 horas que concluyó en la madrugada del martes .

En él reconoce el error pero acusa a los milicianos de utilizar a estos civiles para cubrirse las espaldas, mientras continuaban bombradeando las ciudades del norte de Israel.

Asimismo reitera que el ejército israelí no sabía que había civiles en el edificio bombardeado por su fuerza aérea.

Más civiles muertos

No obstante, los de Qana no son los únicos civiles que han muerto desde que Israel atacó el Líbano el pasado 12 de julio.

El primer ministro libanés, Fuad Siniora, informó hoy de que más de 900 libaneses han muerto y 3.000 han resultado heridos desde que comenzó la ofensiva israelí.

Nuevo ataque a Beirut

Por primera vez después de diez días, la aviación israelí volvió a bombardear esta madrugada objetivos de la milicia islámica en el barrio chií del sur de Beirut donde se cree que tiene su búnker el líder de Hizbulá, Hasan Nasrala, entre otras decenas de ataques.

Por el momento han muerto 20 civiles en esta nueva ofensiva de Israel en el sur de Beirut.

Las fuerzas israelíes en Líbano del sur, con unos 10.000 efectivos, tienen previsto completar hoy la creación de una "zona militar especial" (ZEM) bajo su control, mientras la aviación volvía a bombardear el sur de Beirut por primera vez en diez días.

Así lo informaron hoy fuentes militares, que destacaron que los soldados del Ejército regular y reservistas tienen indicaciones del Gobierno de extender esa franja de seguridad hasta el río Litani, a 30 kilómetros de la frontera.

Milicianos de Hizbulá mataron a un soldado israelí e hirieron a otros cuatro en encarnizados combates librados ayer en la aldea de Ayta Chab, en el sur de Líbano, según revelaron las fuentes al reanudarse las hostilidades por aire y tierra.

Debe estar compuesta por verdaderos soldados y no por jubilados que piensan que vienen a pasar unos meses tranquilos en el Líbano (Ehud Olmert)

Hizbulá, llevó a cabo ayer el mayor ataque contra Israel desde el inicio del conflicto el pasado 12 de julio al lanzar alrededor de 200 cohetes contra diversas ciudades del norte del Estado judío.

"La fuerza internacional, la solución"

El primer minstro israelí, Ehud Olmert, asegura que Israel quiere que una fuerza internacional de 15.000 hombres sea desplegada en el sur del Líbano antes de poner a los ataques contra Hizbulá,según publica en una entrevista The Financial Times.

"Debe estar compuesta por verdaderos soldados y no por jubilados que piensan que vienen a pasar unos meses tranquilos en el Líbano, unidades preparadas para el combate, según la resolución 1559 de la ONU", según Olmert, "si eso ocurre, el conflicto finalizaría".

La ONU aplaza la decisión

El Consejo de Seguridad de la ONU suspendió indefinidamente la reunión de los países dispuestos a enviar tropas, ante la negativa de Francia, que no está dispuesta enviar esta fuerza si no se pone fin al conflicto.

Por su parte, el ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, dijo ayer en Beirut que es "muy prematuro" concretar la posible participación española en una fuerza internacional de interposición en el Líbano.