Buscan enfermeros, pediatras y médicos para cubrir vacaciones

El Sergas necesita personal dispuesto a realizar sustituciones. El verano obliga a hacer horas extra y cerrar camas hospitalarias.
Dice el refrán popular que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Es el principio que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) está aplicando para encontrar médicos que sustituyan a los que se van de vacaciones.

orque hay pocos y no es fácil ficharlos. Un problema que es especialmente grave en atención primaria. Por eso, el Sergas centra su búsqueda en los médicos de familia, pediatras, odontólogos y matronas, aunque también precisa enfermeros, técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y hasta cocineros.

Cualquier persona que responda a este perfil ya puede apuntarse en la lista que el Sergas abrió la pasada semana. Lo que ofrece es un contrato temporal, pues el objetivo no es ampliar la plantilla de ambulatorios y hospitales, sino sustituir a los que se van de vacaciones en verano.

A finales de este mes se sabrá con cuántos médicos y otro personal sanitario cuenta el Sergas para cubrir estas bajas estivales.

Un poco tarde

Sin embargo, la medida llegará tarde para todos los centros de salud y hospitales, puesto que actualmente una buena parte del personal está de vacaciones. Para evitar que las ausencias provoquen un mal servicio sanitario, se aplica un pacto tácito entre Sergas, sindicatos y personal para que siempre esté activo el 66% de los trabajadores. Pero en muchos casos esta medida es insuficiente y los médicos se ven obligados a cubrir a sus compañeros con horas extra.

En el caso de los hospitales, se adopta una opción mucho más drástica: cerrar camas. El pasado verano los centros gallegos perdieron una media mensual de 636 plazas, mientras que entre julio y septiembre de este año se cerrarán 532. Algo que, no obstante, no se modificará tras las contrataciones laborales que realice el Sergas a finales de este mes.

Más odontólogos y matronas

Las vacaciones no son la única preocupación del Sergas. Y es que para septiembre tiene otro reto pendiente: ofrecer empastes gratis a todos los menores de 12 años; un servicio que obligará a ampliar la plantilla de odontólogos. En un principio, crecerá con contrataciones temporales hasta que se ponga en marcha un posterior proceso regulador del personal. Lo mismo sucede en el ámbito de la ginecología. Entre las medidas anunciadas por la Xunta para agilizar la lista de espera, está la división del servicio en la atención a las mujeres con alguna dolencia y las revisiones periódicas. Éstas pasarán a realizarse en los ambulatorios, lo que exige más matronas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento