Hallada muerta en su casa con signos de violencia

La mujer, de 53 años, vivía sola y la vivienda estaba revuelta, pero la puerta no fue forzada. Un vecino avisó a la Policía alertado por el mal olor que salía del piso.
Dos agentes de la Policía Científica salen de la casa de la víctima, ayer. (EFE / Javier Cebollada)
Dos agentes de la Policía Científica salen de la casa de la víctima, ayer. (EFE / Javier Cebollada)
La Policía encontró la noche del miércoles el cadáver de María del Carmen J. C., de 53 años, en avanzado estado de descomposición en su casa del Rabal. Los vecinos, alarmados por el fuerte olor a podrido y la presencia de moscas en la escalera, avisaron a la Policía y les explicaron que hacía más de una semana que no veían a la fallecida. Los agentes acudieron al  domicilio de la víctima, en el número 1 de la calle Jean Paul Sartre, en el Rabal, el miércoles por la noche y entraron en la vivienda a través de la ventana del patio interior, en el primer piso.

Señales de violencia

En el domicilio encontraron el cadáver de la mujer con posibles señales de violencia (que podrían ser heridas de arma blanca, según fuentes policiales), pero se espera el resultado de la autopsia para confirmar las sospechas de la Policía.

Los agentes se encontraron con que la vivienda estaba revuelta, por lo que surgió la hipótesis del robo, aunque la cerradura no estaba forzada. Las causas del suceso aún no están claras y prosigue la investigación por parte de la Policía Científica y Judicial.

Nueva en el vecindario

María del Carmen J. C. llevaba sólo tres meses viviendo en el primer piso del número uno de la calle Jean Paul Sartre, por lo que los vecinos no sabían mucho de ella. Estaba de alquiler y vivía sola. María del Carmen estaba divorciada y tenía dos hijas, de las cuales, una reside en Barcelona y la otra en Zaragoza, aunque se desconoce la relación que mantenía con ellas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento