La niña de tres años sufrió maltrato psíquico

Ruth, la niña de tres años ingresada en un hospital de Barcelona desde el 25 de junio con dos costillas rotas por presuntos malos tratos de sus padres, también sufrió maltrato psíquico, según se pudo saber ayer.
La menor, cuyos padres ingresaron el miércoles en prisión por orden del juez de Guardia de Hospitalet de Llobregat, era obligada a bañarse en agua fría y estaba «aterrorizada» por su padre, que la cuidaba mientras la madre trabajaba en tareas domésticas y se negaba a prepararle comida, aunque la pequeña tuviese hambre.El padre, un boliviano de 25 años, también le profería insultos, aunque el odio que mostraba ante la niña también lo profesaba hacia la familia de su esposa, a quienes llamaba despectivamente «indios».

Los partes médicos indican que Ruth «evoluciona favorablemente» y podría salir del centro en unos días. Su tutela pasará a la Generalitat, que estudiará si puede vivir con una tía materna que solicitó su custodia.

No era la primera vez

Los progenitores ingresaron a Ruth el pasado mes de junio alegando que se había caído y proporcionando al centro un nombre falso de la menor. Ésta ya había sido atendida con su verdadera identidad en abril en el hospital del Valle de Hebrón por un golpe que supuestamente se había hecho al caerse en un parque. Al parecer, el padre también contaba con una orden de alejamiento sobre su mujer por violencia doméstica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento