La Jefatura de Tráfico de Palencia no retirará el carné de conducir a un joven vallisoletano que fue sancionado después de dar positivo en un control de alcoholemia cuando el pasado abril circulaba con una bicicleta por una carretera comarcal.

Al parecer, la retirada se impuso debido "a un error" en la tramitación de la multa, aunque eso no librará a F.J.G.S. de 25 años de pagar 600 euros de sanción por conducir su bici en estado de embriaguez.

"Evidentemente no se le retirará el permiso de conducir de vehículos a motor porque circulaba en bicicleta, señaló el máximo responsable de Tráfico en Palencia, Manuel Esteban.

Error humano

Esteban, al explicar el error, dijo que la multa se tramitó "como en el 99,9 por ciento de los casos que afectan a conductores que se encuentran en esta situación, pero por un error humano se incluyó este caso por el conducto no convenido" al considerarle como conductor de un vehículo a motor, lo que conllevaba la retirada del permiso de conducir.

No se le retirará el permiso de coche porque circulaba en bicicleta

El jefe provincial de Tráfico corroboró que al ciclista se le mantiene la multa de seiscientos euros, "aunque evidentemente tiene su periodo correspondiente y legal para presentar alegaciones".

Manuel Esteban recordó que el joven fue interceptado por los agentes de la Guardia Civil el pasado mes de abril cuando circulaba en bicicleta por una carretera comarcal del norte de la provincia de Palencia, concretamente en la C-626 que une las localidades de Cervera de Pisuerga con Guardo, tras disfrutar de las fiestas patronales de un pueblo de la provincia de Palencia.

 

Mucho alcohol en sangre

Tras ser sometido al control de alcoholemia, el ciclista arrojó una tasa de alcohol superior a la permitida, concretamente 0,58 y 0,56 en un segundo intento.

Se da la circunstancia de que el sancionado viajaba en compañía con otro amigo ciclista, que también fue sancionado por superar la tasa de alcohol permitida en sangre.