Muere una de las dos siamesas chinas separadas la semana pasada en Shanghai

Las claves:
  • Los médicos habían calificado la operación de "milagro".
  • Su hermana se encuentra en situación estable.

La más débil de las dos siamesas de diez meses que fueron separadas en una compleja operación quirúrgica la semana pasada falleció el lunes, según informó el diario 'China Daily'.

Los médicos del hospital infantil universitario Fudan habían calificado de "milagro" la operación quirúrgica practicada el jueves pasado, pero habían advertido de que las niñas, que también padecían una enfermedad coronaria congénita y otros problemas, todavía estaban en una situación muy precaria.

Hu Jingxuan y su hermana Hu Jingni nacieron en la ciudad el 24 de agosto del año pasado y compartían el hígado, el páncreas, la vesícula biliar y el aparato digestivo.

En la operación que las separó trabajaron siete anestesistas, 27 médicos y ocho enfermeras.

La superviviente Jingni se encuentra en situación estable.

Sus padres, unos campesinos de Taizhou, consiguieron financiar la intervención gracias a la Asociación comercial de Taizhoy,que aportó 200.000 yuanes (20.000 euros).

Otra operación

Este miércoles, otras dos hermanas siamesas, esta  vez nigerianas, llegaban a El Cairo para someterse a una intervención que debería separarlas.

Hasna y Husnia tienen 45 días y están unidas por el hígado y el intestino.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento