El tratado antipiratería ACTA vulnera la ley, según un informe de protección de datos de la UE

  • El acuerdo, tal y como está redactado actualmente, "abre la puerta" a una interpretación fragmentada en cada país, según un informe.
  • Eso podría llevar a un "control masivo de los usuarios de Internet".
  • ACTA "no incluye garantías suficientes" para asegurar la protección de los derechos fundamentales y no respeta el principio de presunción de inocencia.
Manifestantes protestan contra los planes del gobierno checo de ratificar el Acuerdo Comercial Antipiratería (ACTA, en sus siglas en inglés) en Praga, República Checa.
Manifestantes protestan contra los planes del gobierno checo de ratificar el Acuerdo Comercial Antipiratería (ACTA, en sus siglas en inglés) en Praga, República Checa.
Filip Singer / EFE

El tratado internacional contra las falsificaciones conocido como ACTA, negociado por la Unión Europea y otros diez países, podría vulnerar la ley comunitaria en lo referente a las libertades fundamentales de los internautas, según un informe del supervisor de protección de datos europeo.

La oficina del supervisor de protección de datos de la UE (EDPS) presentó ante la comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo un estudio sobre ACTA, para que esa instancia parlamentaria pueda adoptar una opinión sobre el tratado el próximo mayo.

Por su parte, el ponente del informe de la comisión parlamentaria de Comercio Internacional, el socialista británico David Martin, recomendó formalmente que la Eurocámara rechace el texto y pida que sea renegociado.

En opinión del supervisor asistente del EDPS, Giovanni Buttarelli, el acuerdo, tal y como está redactado actualmente, "abre la puerta" a una interpretación fragmentada en cada país, lo que podría llevar a un "control masivo de los usuarios de Internet", incluidos ciudadanos "inocentes", según indicó el Parlamento Europeo en un comunicado.

El estudio señala que esa situación podría llevar a la infracción de varias leyes de la UE que regulan libertades civiles, y destaca que ACTA "no incluye garantías suficientes" para asegurar la protección de los derechos fundamentales y no respeta el principio de presunción de inocencia. Además, el informe señala que el acuerdo puede tener efectos colaterales en el derecho a la privacidad de los internautas, ya que sus datos podrían ser controlados y almacenados.

Buttarelli aludió, en ese contexto, a varias sentencias que hacen hincapié en que, entre el derecho a la privacidad y la protección de la propiedad intelectual, el primero es el que debe prevalecer.

El Parlamento Europeo tiene la llave para que ACTA entre en vigor al poder votar a favor o en contra del mismo, pero lo que no podrá hacer la Eurocámara es introducir cambios en el mismo, ya que su negociación recae dentro de las competencias de la Comisión Europea y los Estados miembros.

ACTA pretende reforzar la protección de la propiedad intelectual en diversos sectores, que van de la moda a la industria, con la novedad de que incluye, por primera vez en este tipo de pactos internacionales, un capítulo exclusivamente dedicado al medio digital.

Durante su negociación, ha levantado la desconfianza de los internautas, que temen ver restringidas sus libertades fundamentales en la Red.

La Comisión Europea insiste en que ACTA respeta escrupulosamente el derecho comunitario, pero para esclarecer cualquier duda ha decidido pedir la opinión del Tribunal de Justicia de la UE.

La votación del texto se espera para antes del verano, aunque aún se desconoce su fecha concreta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento