Estará terminado para la Expo 2008. El proyecto, que cuenta con una inversión de casi 20 millones de euros, supondrá la remodelación integral del ámbito, dando continuidad al paseo de Ribera con un tramo soterrado junto al puente de Piedra. También se renovarán las infraestructuras urbanas y se creará un nuevo parque. Además, se creará un espacio peatonal en el Balcón de San Lázaro.