Una manifestación de estudiantes universitarios y de niveles medios que protestaba contra de la subida del precio del transporte público en la capital salvadoreña, San Salvador, desembocó en uno de los más graves incidentes de violencia política desde la finalización de la guerra civil, en 1992.

El resultado de los enfrentamientos entre policías y estudiantes fue de dos agentes antimotines muertos y 10 heridos, algunos de gravedad, según la información dada en El País .

Entre los manifestantes, al menos 17 tuvieron que ser trasladados a hospitales y nueve fueron detenidos, según informaciones oficiales.

Sin embargo, las cifras podrían variar a medida que la calma se restablezca totalmente.

En San Salvador se han suspendio las clases estudiantiles temporalmente.