La granizada del pasado martes pasará a la historia como una de las más violentas de los últimos años en Vizcaya. No por su duración, apenas fue de 10 minutos, ni por la cantidad de agua, 19 litros por metro cuadrado, sino por los graves efectos del pedrisco. Ayer, apenas 12 horas después, los talleres ya estaban saturados de coches con la carrocería abollada de forma completa por las piedras de hielo, algunas más grandes que una pelota de golf.

«Ya tenemos 25 coches y eso que la gente todavía está preguntado al seguro si cubre la avería», explicó ayer el responsable de un concesionario de Derio. Los talleres de carrocerías consultados por este periódico –en Vizcaya hay unos 150– explicaron que han recibido vehículos, sobre todo, de la zona del Txorierri y Bilbao, los núcleos más perjudicados por el granizo.

La reparación de la avería, abolladuras en el techo, capó, maletero e, incluso, lunas rotas, puede llegar a costar 1.800 euros. «La media serán unos 900 euros, con la pintura incluida», señaló Juanjo Muiña, encargado de un concesionario de Opel en Bilbao.

Aunque muchos tendrán que esperar para que los mecánicos arreglen su coche, en algunos casos, hasta «varias semanas», ya que el periodo anterior a las vacaciones ha saturado los talleres.

Además, sólo una minoría de las compañías cubren los daños del granizo. «No suelen estar incluidos en los seguros, ni siquiera en los de a todo riesgo. En el mejor de los casos se incluye este tipo de cláusula y puede haber franquicia», explicó Ricardo Blanco, delegado en Euskadi del Consorcio de Compensación de Seguros.

Por el contrario, la ley obliga a las aseguradoras a incluir la reparación de los coches inundados dentro de un garaje o en la calle. Aunque los peritos han dado con «muy pocos coches» afectados de esta manera.

Dinos @ ) +

... si tu coche ha sufrido daños


Cuéntanoslo en...

e-mail l nosevendebilbao@20minutos.es

correo l Alameda de Mazarredo, 39, 4.

o en www.20minutos.es