¿Actuaría más honestamente si se supiera observado? Según la investigación de un grupo de biólogos y psicólogos de la Universidad de Newcastle no sólo sí lo haría, sino que, además, pueden "asistirle" cuando flojee.

El estudio, publicado por la Academia Británica de las Ciencias, estaba orientado al análisis y tratamiento de ciertos comportamientos antisociales, así como a las pautas que conllevan el respeto de ciertas reglas sociales.

Para ello se valieron del denominado método de la "caja de la honradez", e instalaron durante varios años una caja junto a las máquinas expendedotras de café y té, gratuítas y de uso comunitario, con objeto de recaudar fondos para la reposición de las bebidas de forma anónima.

Los donantes dejaban hasta tres veces más dinero cuando se topaban con los "ojos", que cuando lo hacían con las "flores

La única variante que introdujeron en la caja fue la alternancia de un cartel sobre la tapa con dos tipos de dibujos, un par de "ojos" y un par de "flores".

El sencillo matiz fue tan esencial como revelador: los donantes dejaban hasta tres veces más dinero cuando se topaban con los "ojos", que cuando lo hacían con las "flores".

Las conclusiones del estudio revelan que cuanto más observado se siente el ser humano más honestamente actúa.

A partir de ahí deducen que es viable potenciar la honradez del hombre en la vida diaria: basta con hacerle sentirse vigilado. O, lo que es lo mismo, se le puede potenciar la honestidad mediante "honradez asistida".