Los detractores de la nueva Ley de Propiedad Intelectual, entre los que destaca la plataforma Todoscontraelcanon.es consideran injusto que se establecezca un canon de forma indiscriminada sobre los soportes digitales.

También afirman que se está utilizando la piratería como excusa perfecta para obtener un beneficio económico por determinadas partes, entre las que se encuentran las Entidades Gestoras.

Los autores quieren que el precio que se pague por el canon sea proporcional a la capacidad de almacenamiento del soporte.

No obstante, si cada cierto tiempo se duplica la capacidad de los dispositivos, bajará el precio del producto pero no el canon que se ha de abonar por él, que irá en aumento.

De esa forma, es posible que los impuestos que se pagan por un dispositivo sean muy superiores al precio real del propio producto.

La plataforma Todoscontraelcanon.es, que aún sigue recogiendo firmas en contra de la nueva ley, también pide que en la factura se detalle al usuario qué paga por el propio producto y cuánto de canon, así como que se informe de a quién se le paga ese dinero y cómo se redistribuye entre los supuestos destinatarios.