El centro cívico Río Ebro se llenó de talleres de break dance, graffiti (foto), vídeo, cine y juegos de rol. Además, se realizaron exhibiciones y exposiciones, organizadas por la casa de la juventud del barrio.