En Vélez-Málaga, un joven de 24 años confesó ante la Policía haber matado a su esposa, de 22 años, la madrugada del domingo. El cuerpo de la joven apareció semidesnudo, con heridas de arma blanca, en el garaje del bloque en el que vivía. Los golpes en la pareja, que se casó el pasado septiembre, eran frecuentes, según los vecinos.

 Parricida de Segovia. La Guardia Civil detuvo ayer en Canalejas de Peñafiel (Valladolid) al hombre que supuestamente apuñaló el sábado a su madre en Fuentidueña (Segovia). El parricida, de 39 años, fue atendido de una fractura en el antebrazo que se hizo durante la pelea previa al apuñalamiento.

La rocía con ácido. En Villalba (Madrid), una mujer de 39 años resultó herida el viernes al ser rociada con ácido por su ex pareja, quien después se bebió el líquido.

La arroja por la ventana. El sábado ingresó en el Hospital Penitenciario de Terrasa (Barcelona), Antonio Burgués, de 28 años, quien acuchilló y arrojó por la ventana a su madre el viernes en Barcelona.