Asesinato en Moratalaz
La víctima es atendida por el SAMUR (Ayuntamiento de Madrid) Ayuntamiento de Madrid
La víctima, con una herida mortal por arma blanca en el costado derecho, fue encontrada en la calle Encomienda de Palacios número 124, en el barrio madrileño de Moratalaz,en la puerta de su portal, si bien el apuñalamiento al parecer no ocurrió exactamente en ese punto, informa Emergencias Madrid.

El cuerpo fue hallado por una vecina que avisó a la madre de la víctima y poco después llamaron a Emergencias.

Cuando llegó la asistencia, la víctima estaba en parada cardiorespiratoria y después de 15 minutos fue recuperado, pero volvió a entrar en este estado mientras le trasladaban al Hospital Gregorio Marañón, donde murió. 

Tanto el presunto responsable, de 40 años y que ha sido detenido, como la víctima tienen antecedentes, según informa la Policía.

Familiar del asesinado (Ayuntamiento de Madrid)

Sorpresa y dolor en el barrio

Entre los vecinos la sorpresa se mezclaba con los sentimientos de tristeza por la muerte prematura de un chico que era conocido por todos, ya que había vivido toda la vida en la casa del número 124, y al que muchos habían visto nacer.

Lo conozco de toda la vida, y era un chico muy bueno, pacífico y que no se metía con nadie

Este era el caso de Luisa, madrina del joven y residente en el bloque de enfrente.

"Lo conozco de toda la vida, y era un chico muy bueno, pacífico y que no se metía con nadie", ha asegurado a Europa Press.

Pero la primera en avisar a los servicios de emergencia e, incluso, a la madre del fallecido fue Toñi, cuya ventana del dormitorio está situada justo delante del lugar donde yacía el joven.

"Yo no le veía la cara, pero por la sudadera que llevaba me pareció reconocer al hijo de Pascuala, y por eso, aunque estaba en camisón y mi marido me previno de que tuviese cuidado, decidí ponerme la bata y salir".

Toñi descubrió al acercarse una mancha de sangre en el costado de José Luis, y consciente de la gravedad de lo sucedido, avisó por el telefonillo a la madre.

A los pocos minutos, el Samur se personó allí y estuvo atendiendo al herido, que después falleció.