Un grupo de legisladores de EE UU abandona la ley antipiratería tras la protesta en Internet

La web sopastrike anuncia que la jornada del 18 de enero pasará a la historia como la mayor protesta online hasta la fecha. Desde su sitio web animan a solidarizarse con la campaña y a pedir al Congreso que deponga sus intenciones de legislar antipiratería.
La web sopastrike anuncia que la jornada del 18 de enero pasará a la historia como la mayor protesta online hasta la fecha. Desde su sitio web animan a solidarizarse con la campaña y a pedir al Congreso que deponga sus intenciones de legislar antipiratería.

Un día después que Wikipedia, Google, Yahoo, Facebook y otras empresas de Internetse unieran en una protesta contra la ley antipiratería de EE UU, al menos 18 legisladores de ese país han abandonado este jueves el proyecto de ley de regulación cibernética, informaron los medios. De acuerdo con la publicación digital Ars Technica, hasta esta mañana al menos 18 senadores, en su mayoría republicanos y algunos de ellos patrocinadores del proyecto de ley conocido como SOPA, se han distanciado de la iniciativa que causó un "apagón" en Internet. Quedan 21 legisladores que todavía apoyan estas propuestas de ley.

La cadena MSNBC de televisión informó que el senador Roy Blunt, republicano de Missouri, retiró su apoyo siguiendo los pasos del también republicano Marco Rubio, de Florida. El proyecto de ley tiene el respaldo de la industria del cine y la música, con el argumento de que se procura una protección de los derechos de autor y de propiedad intelectual. Estas industrias quieren que Google y otros servicios de internet bloqueen los sitios donde se distribuyen películas, grabaciones y otros bienes pirateados.

Las firmas de Internet sostienen que la legislación promueve la censura, altera la operatividad de internet y perjudica su capacidad para la innovación. El Gobierno del presidente Barack Obama expresó la semana pasada su oposición a cualquier legislación que imponga censuras en Internet.

El hecho de que la mayoría de los legisladores que abandonan el apoyo a la iniciativa sea republicana ha sorprendido ya que los asuntos relacionados con los derechos de autor, tradicionalmente, se han considerado una materia sin color partidista. Antes de la protesta cibernética de la iniciativa tenía 16 patrocinadores republicanos y 23 demócratas. Hasta esta mañana ya ha perdido al menos una cuarta parte de sus copatrocinadores republicanos, y sólo un demócrata, Ben Cardin, de Maryland, quien retiró su apoyo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento