Descargas de Internet
Descargas de Internet. Cordon Press

El gobierno del presidente Barack Obama no apoyará leyes contra la piratería en Internet si fomentan la censura, socaven la seguridad o alteren la estructura de la red cibernética, indicó este sábado la Casa Blanca.

Un comunicado firmado por los tres funcionarios de la Casa Blanca que se ocupan de tecnología, y puesto en el blog de la Presidencia, responde a las peticiones en Internet de propuestas legislativas para combatir la piratería cibernética.

El Senado votará el 24 de enero el comienzo de su debate de un proyecto de ley contra la piratería cibernética Las industrias del cine y de la música apoyan esas iniciativas en el Congreso porque quieren que se reprima las descargas gratis de sus productos.

"Si bien creemos que la piratería de sitios de la red extranjeros es un problema grave que requiere una respuesta legislativa seria, no apoyaremos leyes que reduzcan la libertad de expresión, aumente los riesgos para la seguridad en el área cibernética o socaven una red global dinámica e innovadora", señaló la declaración que firman Aneesh Chopra, Victoria Espinel y Howard Schmidt.

Esta es la intervención hasta ahora más clara del gobierno en una disputa que los productores de contenidos y las firmas de Internet mantienen en el Congreso.

El Senado votará el 24 de enero el comienzo de su debate de un proyecto de ley contra la piratería cibernética (denominada 'ley SOPA').

Los firmantes del comunicado

Chopra es el funcionario de tecnología con jerarquía más alta en el gobierno; Espinel coordina la vigilancia y aplicación de las leyes de propiedad intelectual en la Oficina de Gestión y Presupuesto, y Schmidt es el coordinador de seguridad cibernética en la Casa Blanca.

Los funcionarios exhortaron al Congreso a que apruebe este año una legislación que sustente el combate contra la piratería cibernética, e indicaron que la Casa Blanca pronto hará una conferencia con quienes apoyan esas iniciativas.

El representante Lamar Smith (principal impulsor de la 'ley SOPA'), que preside el Comité Judicial de la Cámara baja, indicó por su parte este sábado en una declaración que su proyecto de ley  satisface las condiciones del gobierno de Obama.

El 13 de enero Smith anunció que quitaría una estipulación que requería que los proveedores de servicios de Internet, en cumplimiento de órdenes de un tribunal, bloquearan el acceso a sitios fuera de EE UU donde se ofrezcan contenidos pirateados o artículos falsificados.

Google, Facebook y otras compañías de Internet se oponen al proyecto de ley de Smith y a otro similar presentado en el Senado, e indican que ambos promueven la censura en la red y amenazan el crecimiento de la industria tecnológica estadounidense.