Juguetería
Una madre y su hijo en una juguetería.

Aún restan unas horas para la llegada de los Reyes Magos. Seguramente los Magos de Oriente sepan que no todos los juguetes que se venden son buenos para los niños. Por ejemplo, para sus ojos. Algunos juguetes pueden producir daños en la vista de los niños.

Los que más lesiones provocan son los que vuelan o disparanMuchos juguetes no son adecuados para los niños porque pueden producirles daños en la visión. La advertencia es del Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía (COOOA), que pide a los padres que atiendan las recomendaciones del fabricante sobre la edad del juguete. También recomiendan acompañar a los hijos en el juego para detectar problemas prematuros.

Entre los juguetes que más lesiones provocan en los ojos se encuentran aquellos que vuelan o disparan, como dardos, pistolas de aire comprimido o artilugios con muelles demasiado tensos. También, los que están formados por lentes, lupas o espejos, tales como microscopios o prismáticos, ya que pueden provocar quemaduras si no se usan de forma adecuada.

Se debe tener especial cuidado con los juegos que contienen piezas pequeñas o bordes afilados. En todos estos casos, es recomendable el uso de gafas protectoras y la supervisión continua de un adulto.

Videojuegos, evitar el abuso

Los ópticos aseguran que los videojuegos son "útiles para ampliar las habilidades visuales los niños" y, además, permiten desarrollar la rapidez de los actos reflejos y potenciar la coordinación entre los ojos y las manos. Favorecen el desarrollo de la atención selectiva visual y la predisposición para elaborar estrategias encaminadas a salvar obstáculos.

Los videojuegos amplían la habilidad visual del niñoLos ópticos recomiendan "controlar" el acceso a estos "juguetes" por parte de los más pequeños, ya que su abuso "puede provocar una acomodación de los ojos que derive en problemas de miopía".

La entidad colegial advierte que no es recomendable el uso de videojuegos por niños menores de 12 años y, si el título en cuestión se caracteriza por contener imágenes demasiado impactantes, la edad mínima recomendada es de 16 años.