Rocío Carrasco
Rocío Carrasco Korpa

La mañana de ayer en el domicilio de Rocío Jurado estuvo marcada por la entrada y salida de familiares y amigos que querían brindar todo su apoyo en estos duros momentos a la familia de Rocío Jurado.

El Doctor Alejandro Domingo llegaba cerca de las 8:30 de la mañana sin querer hacer declaracionees aunque una vez concluida la visita atendió a la prensa.

Conchi Ortega , hermana de José Ortega Cano, abandonaba el domicilio con los ojos llorosos: "Está muy mal, dijo".

Pero la más afectada, era, sin duda Rocío Carrasco, quien, acompañada por Fidel Albiac, abandonaba a su madre durante menos de una hora.

Rocío, rota por el cansancio ni siquiera tenía fuerzas para saludar. María del Carmen Cano, la hermana de José, manifestó "Mi hermano está muy mal porque es muy duro lo que está viviendo".

Rosario Mohedano, la pariente de Rocío que más parecido guarda con su tía, salió sin poder atender a la prensa, escondida bajo unas gafas de sol.

Eugenio Cano: 'José está muy fastidado, esperando que pase lo que tenga que pasar'

Instantes después abandonaba el domicilio del cantante Amador Mohedano, acompañado por su esposa, Rosa Benito: "Todo continúa igual. Nosotros estamos muy cansados y José haciendose a la idea de lo que pueda pasar.

Eugenio Cano, hermano del maestro, destacaba el sufrimiento del matador: " Está muy fastidiado, esperando que pase lo que tenga que pasar".

Dolores Abril, a quien Rocío ayudó mucho durante la enfermedad de su marido, el difunto Juanito Valderrama, llegó sóla y en taxi: "Quiero darle ánimos, igual que ellos me ayudaron cuando me quedé viuda" A la slaida comentaría que Rocío seguía con vida, instantes después de que una cadena de televisión diera la noticia de que había fallecido.

Juan de la Rosa, su fiel ex secretario, que tan unido estuvo a ella también visitó a quien fuera su jefa. A la hora de la comida la enfermera que atiende a Rocío Jurado dio algunos detalles a los medios.

El día de ayer fue duro para una familia que está destrozada por la angustia. Hoy, más de 130 periodistas y cuarenta cámaras hacen guardia frente a la puerta de Rocío Jurado, un lugar que muchos de los que allí están visitaron con motivo de ocasiones mucho más felices.

Ver vídeo