Se podrán usar a partir del 1 de febrero en los servicios entre Málaga y los 11 municipios que pertenecen al Consorcio de Transportes. La tarjeta cuesta 1,80 euros y la recarga mínima es de 5. El ahorro por viaje en relación al billete sencillo oscila entre los 28 y 42 céntimos. El transbordo entre los buses interurbanos le saldrá por 52 céntimos.