La religión centra todas las discusiones en Baeza (Jaén). En el colegio San Juan de la Cruz han desaparecido los crucifijos por decisión de la Junta de Andalucía, que responde a la queja de los padres de uno de sus alumnos ante el Defensor del Pueblo Andaluz. El director del colegio, Florentino Fernández, comunicó la decisión en un escrito el 12 de mayo.

Ha levantado ampollas. En el centro hay casi 400 niños, y el 95% estudia religión, dice el mismo grupo de padres que asegura que según el escrito el próximo curso no habra actividades relacionadas con la religión: «Nos dejan sin los belenes o los Reyes», protestan. El Obispado de Jaén va más allá. A los profesores que «no lo acaten», se les abrirá un «expediente disciplinario», asegura a 20 minutos su delegado de Enseñanza, Antonio Aranda.

Los padres

División: Ahora, hay dos bandos: los que están de acuerdo y los que no. En el segundo grupo piensan que esto sólo es «la punta del iceberg». Dicen que todo viene de la visita programada a la Iglesia de San Andrés el día 12 para conocer sus tablas góticas y a la patrona, la Virgen del Alcázar. Los padres debían firmar una autorización. «Los alumnos que no quisieran participar, permanecerían en el centro, atendidos por profesores». La visita no se hizo porque «un padre se quejó. Después apareció el informe de la dirección».

La junta

Postura: Según la Consejería de Educación se ha atendido a la Constitución española: separación de Iglesia y Estado y aconfesionalidad del Estado. Además, mantiene que en los centros nuevos no existen ya símbolos religiosos, y que en los que quedan «pasan desapercibidos» o se retiran si hay quejas.

El colegio

Dirección: El director del centro señala que con la retirada de crucifijos no se ha vulnerado el derecho de ninguna persona.

Otros lugares, mismo problemas

La existencia de crucifijos en centros educativos ha desatado las quejas de padres. En algunos casos, como en Italia o Valladolid, las denuncias de los padres han llegado, incluso, a los juzgados.

El obispado «ataque directo»

Para el Obispado de Jaén, esto es un ataque directo a los católicos. Además, «se ha hecho prevalecer el deseo de una persona a los de la mayoría de padres» del colegio, dice Antonio Aranda.

Ustea, separación ya

La Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores en Andalucía afirma que «han de hacerse efectivos, de una vez y para siempre,» los preceptos de separación entre Iglesia y Estado.