El robot español P-Tinto viajará a Marte en busca de vida

España estará en Marte la próxima década con el proyecto P-Tinto, un robot con la última tecnología en chips de ADN que permitirán desvelar el secreto de la existencia o no de vida en el planeta rojo.
Pérez Mercader responsable del Centro español de Astrobiología (CAB), ha mostrado en la Exposición Universal de Aichi, Japón, las características del "P-Tinto".
Pérez Mercader responsable del Centro español de Astrobiología (CAB), ha mostrado en la Exposición Universal de Aichi, Japón, las características del "P-Tinto".
EFE
En el 2005 el ser humano podrávisitar Marte, pero antes es necesario explorarlo bien conrobots
"En 2035, el ser humano podrá visitar Marte, pero anteses necesario explorarlo bien con robots. Europa estará en ese planetala próxima década con sus ingenios", explicó hoy Juan Pérez Mercader,uno de los principales cerebros españoles en Astrofísica.

Pérez Mercader, experto en Física Multiescalar aplicada a Astrofísica yCosmología y responsable del Centro español de Astrobiología (CAB), estambién el inspirador de la sala "El Ingenio" del pabellón de España enla
Exposición Universal de Aichi, Japón, y hoy mostró a la prensa las características del "P-Tinto".

Este "cyborg", como prefiere llamarlo Mercader, es uno de losprotagonistas principales de la presencia española en Aichi, capaz dedesafiar a los expertos japoneses, más interesados de momento en losandroides y robots destinados a mejorar la calidad de la vida diaria.

Según Pérez Mercader, el P-Tinto mismo, o buena parte de los componentes tecnológicos que actualmente incorpora este robot,
podrían participar en la expedición europea prevista para el 2016, cuando se espera dar una respuesta concreta a la pregunta de si existe o no vida en Marte.

España trabaja codo a codo con la
NASAnorteamericana en los proyectos de exploración marciana, de los que elprograma MARTE (Mars Astrobiology Research and Technology Experiment)es la actividad más destacada.

Lo más destacado delP-Tinto son sus sensores, con chips de ADN que permitirán precisar lapresencia o ausencia de bacterias primitivas u otros organismosprimarios en el suelo marciano.

"Estos biochips disponen de 200.000 sensores químicos por cada placa, lo que permite
una precisión inaudita a la hora de detectar vida en las condiciones más adversas", indicó Mercader.

Los expertos han estudiado los microorganismos que viven sin oxígeno ygracias al mineral de hierro y azufre en esas condiciones del subsuelode la faja pirítica de Huelva muy similares a las de Marte.

Según explicó Pérez Mercader, los dispositivos que lleva incorporadosP-Tinto (que ya ha "visitado" el río del que toma su nombre) sonexcepcionales para la toma de muestras "in situ", ventaja a la que seañade su
extraordinaria movilidad.

"No se trata de ruedas comoen los modelos de exploradores Rover de Estados Unidos que actualmentefuncionan en la superficie marciana, sino de
patas articuladas que permiten una mejor estabilidad y maniobra sobre las rocas marcianas", añadió el científico.

Según Mercader, lo importante "es mandar a Marte un dispositivo capazde moverse en terrenos muy agrestes", por lo que la tecnología españolaincorporada a P-Tinto tiene todas las bazas para viajar en esaexpedición no tripulada europea al citado planeta.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento