Electrocardiograma
La grafica indica la actividad del corazón. ARCHIVO

El electrocardiograma, una prueba diagnóstica ya habitual, contiene más información de la que los médicos vienen manejado a simple vista. Es lo que apunta un estudio norteamericano que ha encontrado que las señales más sutiles de los electrocardiogramas advierten del riesgo de daño más grave para el corazón.

El electrocardiograma mide y muestra la actividad eléctrica del corazón. Su lectura ayuda a ver los riesgos del corazón. Sin embargo, todo indica que contienen más información de la que se viene analizando.

Datos que no se advertían

Lo que los investigadores han visto es que las señales sutiles de daño cardiaco descubiertas recientemente a simple vista entre horas de grabaciones de electrocardiogramas podrían ayudar en la identificación de los pacientes con riesgo de morir pronto.

Normalmente, los médicos observan estos datos en instantáneas de pocos segundosEl electrocardiograma funciona de manera continua mientras el paciente está hospitalizado. Los médicos, normalmente, observan estos datos en "instantáneas" que duran unos pocos segundos.

Durante los meses siguientes a un ataque cardiaco los pacientes son vulnerables a la muerte repentina debido a irregularidades en el ritmo cardiaco. Esto puede evitarse con medicamentos o defibriladores implantados que administran descargas eléctricas que retornan el ritmo cardiaco a la normalidad.

Identificar quién necesita defibrilador

El problema es que la mayoría de las personas que mueren por paro cardiaco repentino no fue identificada como candidatos para defibriladores. Ahora, según el artículo, es difícil determinar quién necesita esos medicamentos o el defibrilador antes de que sea demasiado tarde.

Se han visto datos que hasta ahora se desecharon como ruido o no se detectabanEsta vez los investigadores usaron técnicas de exploración de datos y aprendizaje por máquina para analizar los electrocardiogramas continuos de 24 horas de 4.557 pacientes que habían sufrido ataques cardiacos.

Los investigadores determinaron que las señales de los electrocardiogramas de muchos de los pacientes que luego murieron por causas cardiovasculares contenían patrones erráticos similares que hasta ahora se habían desechado como ruido, o simplemente no se detectaban.

Predecir más muertes

Con el nuevo método, observaron las variaciones en los latidos del corazón sobre períodos prolongados, las secuencias específicas de cambio en el ritmo cardiaco y las diferencias en las señales de electrocadigramas de un paciente comparadas con las de otros con historiales clínicos similares.

Los médicos pudieron predecir un 50% más de muertesLos científicos encontraron que las personas con al menos una de las anormalidades tenían de dos a tres veces más probabilidades de morir dentro de los doce meses. Y al agregar las tres técnicas a las actuales herramientas de evaluación que emplean los médicos pudieron predecir un 50% más muertes con menos positivos falsos.

En el estudio, que publica la revista Science Translational Medicine, participaron investigadores de la Universidad de Michigan (UM), el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), la Escuela de Medicina de Harvard, y el Hospital Brigham and Women's de Boston.