Aguirre prometió tras ser elegida que el Metro funcionaría durante las noches de los fines de semana. Ante las excesivas exigencias de los trabajadores del suburbano, la presidenta optó por sustituir el servicio por  autobuses nocturnos de la EMT, que reproducían la red de Metro de 1.30 a 6.00. Pero no en su totalidad.

Los usuarios han acogido el nuevo servicio con alabanzas, en algunos casos, pero también con críticas a varios de los defectos con los que ha nacido: hay que pagar todos los trasbordos y el servicio no cubre todas las estaciones del suburbano.

Las líneas 9 y 10 no reproducen el trayecto completo del Metro
Por ejemplo, la L9 se queda en la estación de Puerta de Arganda, por lo que cuatro estaciones de la
línea 9 de Metro se quedan fuera de la red de buhometros.

Además, la L10 se queda en Cuatro Vientos, y los viajeros que hacen uso de este servicio como sustitución de la línea 10 se ven obligados a usar los autobuses interurbanos nocturnos para llegar hasta la red de Metrosur.

La comunidad de Madrid ha explicado que, al haber subcontratado los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid, estos no pueden salir de su término municipal.

Tampoco pasan por las estación de Aeropuerto, en la línea 8, ni por la de Pitis, en la línea 7, "por la baja demanda de viajeros".

Los trasbordos se pagan

Por otro lado, y al contrario que en la red de Metro, es necesario pasar el ticket por la canceladora del autobús al hacer un trasbordos entre cualquiera de las líneas de buhometros.

Hasta que no cambie el sistema de la EMT, los trasbordos se han de pagar

La comunidad aduce que "se emplea el sistema de la EMT y, hasta que no cambie, los trasbordos se han de pagar", informan fuentes de la consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad.

Los usuarios hablan

"Ayer cogi el buho L-7 entre Avenida de America y Ascao y se va muy rapido, incluso se tardaba menos que yendo en el metro" explica Hinx, uno de los lectores de 20minutos.es. "La pega es que iba demasiado lleno", señala.

Otros, como rsg, se queja de que el nuevo servicio no llegue hasta el Metrosur: "Como siempre, los que vivimos en la zona sur somos los marginados en los planes de metro".

Además, algunos lectores también hablan de retrasos en las líneas y que no se cumplió el intervalo de 15 minutos entre autobuses anunciado.

>> ¿Has utilizado el buhometro este fin de semana? Cuéntanoslo en los comentarios

ENLACES RELACIONADOS: