Los mitos en torno a los piojos dificultan su correcto tratamiento

  • Uno de cada cinco españoles se sentiría avergonzado si su hijo tuviera piojos.
  • Cuatro de cada diez hogares con niños en edad escolar tuvo piojos alguna vez.
  • Dos tercios de españoles creen que se puede combatir los piojos cortándose el pelo, lo que solo es eficaz si se rasura la cabeza por completo.
Alumnos del colegio Màrius Torres de Hospitalet de Llobregat.
Alumnos del colegio Màrius Torres de Hospitalet de Llobregat.
Toni Albir / EFE

Los piojos nos siguen avergonzando. Tal vez porque en España se relacionaron durante décadas con la pobreza y la falta de higiene, casi uno de cada cincoespañoles asegura que se sentiría avergonzado en el caso de que su hijo tuviera piojos. El problema es que estas vergüenzas y estos mitos dificultan el correcto tratamiento de los piojos.

Una encuesta elaborada por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) y el Centro de Información de la Pediculosis, asegura que cuatro de cada diez hogares con niños en edad escolar ha tenido piojos alguna vez.

Los datos ponen de manifiesto algunos falsos mitos en torno a la pediculosis, como el hecho de que 6 de cada 10 encuestados asocien la suciedad del pelo con el riesgo de contagio.

"Los piojos no tienen nada que ver con higiene, nivel socioeconómico o hábitos de vida. Es más, muestran cierta preferencia por el pelo limpio", ha afirmado el doctor Carlos Marina, del Centro de Información de la Pediculosis.

Cómo combatir los piojos

Dos tercios de los españoles creen que se puede combatir los piojos cortándose el pelo, una medida que solo resulta eficaz si se rasura la cabeza por completo.

Lo que sí resulta eficaz:

  • Tratar el cabello con champús y lociones pediculicidas.
  • Lavar a más de 60 grados la ropa que ha estado en contacto con la persona afectada.
  • Niños y mayores del entorno deben aplicarse un producto protector de dispensación farmacéutica.
  • El vinagre es eficaz para desprender las liendres (huevos) pero no contra los piojos.

Algo más de la mitad de los encuestados confiesa que ha recurrido al vinagre para hacer frente a la invasión de piojos, un remedio que es rechazado por los niños debido a su intenso olor.

Qué son los piojos

Los piojos son unos insectos que viven exclusivamente en el ser humano. Hay tres especies diferentes de piojos que viven en lugares diferentes: en la cabeza, en el cuerpo y en el pubis.

El que nos ocupa es el piojo de la cabeza, que vive entre los cabellos. Tiene de 2 a 4 mm de longitud y se alimenta de sangre que chupa de la piel de la cabeza.

El piojo se reproduce rápidamente: cada hembra pone de unos cien a trescientos huevos. Son las liendres, de color blanco.

Apenas se acude a la farmacia

La mitad de los entrevistados en la encuesta consideraron el olor como una característica importante a la hora de elegir un pediculicida o un protector contra los piojos. Aunque agosto y septiembre es cuando más pediculicidas se dispensan en farmacia, sólo 1 de cada 10 encuestados asegura acudir a la farmacia en busca de consejo o tratamiento en caso de pediculosis.

La encuesta, realizada entre 2.000 personas y la primera de estas características que se realiza en España, se ha dado a conocer coincidiendo con el inicio del curso escolar en los niveles de infantil y primaria, las edades más susceptibles de infestación debido a los hábitos de juego.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento