Maragall: "El Estatuto no le da la espalda a nadie"

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, ha defendido el proyecto de nuevo Estatuto ante la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado en las que se debate el proyecto de reforma del Estatut.

El presidente de la Generalitat ha asegurado en el Senado que la propuestas de Estatuto es una propuesta positiva que no va contra nadie.

Para Maragall, España "gana estabilidad" al reconocer a Cataluña como una "nación" con la aprobación del nuevo Estatuto catalán, con lo que el Estado se garantiza "su continuidad y progreso como realidad plural".

"Somos lo que somos y con este Estatut las Cortes españolas reconocen lo que les dice el Parlament de Cataluña: que nos sentimos y somos una nación", enfatizó Maragall.

Así, el Estatuto "abre el camino a la afirmación de las distintas realidades identitarias de España",  desde la base de que "las comunidades autónomas son Estado".

Recriminación histórica

El político catalán ha dejado caer a lo largo de su intervención que una de las razones que justifican el nuevo Estatut es el recorte de competencias del que ha sido objeto Cataluña por culpa de una legislación nacional en ocasiones invasiva.

El líder socialista ha afirmado que el Estatuto amplía y refuerza el autogobierno de los catalanes y que se trata de un Estatuto al servicio de los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña.

La financiación

En cuanto a uno de los temas más espinosos, el de la financiación, Maragall ha manifestado que tan sólo se pide una financiación justa, que reconoce necesidades no resultas durante mucho tiempo y que no tiene por objeto lesionar el sistema de solidaridad que sustenta el Estado.

El nuevo sistema de financiación que aporta el Estatuto permitirá que el Estado dedique a Cataluña un 18,5% de su inversión en infraestructuras durante los próximos siete años y que las reglas de la solidaridad se fundamenten en una "igualdad de servicios en base a un esfuerzo relativo fiscal similar".

Incomprensión

Maragall ha indicado que España perdería el respeto de los catalanes si no reconociera el clamor que en Cataluña solicita un nuevo Estatut.

También ha hecho un breve resumen de los aspectos que beneficiarán a los catalanes:

1. Mayor oferta de viviendas de protección oficial, al disponerse de un mayor control del suelo.

2. Un mayor respeto a los derechos personales. En este sentido, establece la no discriminación por género y la libertad religiosa. También se reestablece el código civil en catalán.

3. Control de los servicios de salud y del sistema educativo.

4. Aumento de becas escolares.

5. Servicios públicos garantizados y ayudas mínimas.

6. La inmigración: a este respecto, Maragall ha afirmado que la "la inmigración nos enriquece pero también nos exige".

7. Puesta en práctica de políticas inclusivas que protegan a los colectivos sociales más vulnerables.

El dirigente socialista ha terminado su intervención asegurando que con el tiempo toda España entenderá que la propuesta de Cataluña estaba hecha desde la lealtad y el respeto.

Intervenciones breves de los presidentes autonómicos

La intervención de Maragall fue la primera de un representante autonómico, después de que se decidiera que éstos intervinieran en el arranque de la primera sesión, que comenzó a las 10 de esta mañana.

Los representantes autonómicos, en principio, tienen 10 minutos cada uno para para fijar su posición sobre el Estatut, aunque el presidente de la comisión, Juan José Laborda, tiene potestad para ser flexible con las intervenciones.

Debate entre los parlamentarios catalanes y los senadores

A continuación, comenzará el debate en sí entre la delegación del Parlamento catalán y los senadores de la Comisión General, que discutirán de nuevo el veto del PP y las 142 enmiendas presentadas por los 'populares' (74), Entesa Catalana de Progrés (56), CiU (dos) y el Partido Aragonés (10 enmiendas).

Sin posibilidad de acuerdo

No hay posibilidad de que se pongan de acuerdo sobre las enmiendas las dos delegaciones, porque el PSOE no quiere introducir más cambios en el Estatut y PP y ERC, que podrían sumar una mayoría, no se van a apoyar mutuamente las enmiendas.

El veto, por otro lado, sólo cuenta con el apoyo de los propios 'populares'.

Así las cosas, el Estatuto catalán quedará tal cual fue aprobado por el Congreso, pero que puede ser rechazado por el pleno del Senado si 'populares' e independentistas catalanes (a los que se suma EA) mantienen el voto en contra que han ejercido hasta ahora.

Aún en este supuesto, prevalecería el proyecto del Congreso y sería enviado a Cataluña para organizar el referéndum el 18 de junio.

El debate en el Senado ha perdido fuerza desde que se sabe que no habrá modificaciones en el texto y puesto que los partidos catalanes se preparan ya para la campaña previa al referéndum del 18 de junio, en la que ERC promoverá el voto nulo a diferencia de sus socios del tripartito, que defenderán el 'sí'.

NOTICIAS RELACIONADAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento