Aumentan los casos de asma en niños por no tratarse a tiempo

La mitad de los gallegos con esta enfermedad no la tienen controlada, lo que desencadena alteraciones pulmonares.
El asma es una enfermedad que afecta cada vez con más frecuencia a niños de hasta 6 años. Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), un 11,5% de los niños de entre 0 y 13 años y un 5% de la población adulta de Galicia padece asma.Con motivo de la celebración ayer del Día Mundial del Asma, los expertos alertan de que los casos están aumentando en la edad infantil, por lo que apuestan por un diagnóstico precoz para comenzar cuanto antes el tratamiento. Según ha explicado el responsable de Neumología Pediátrica del hospital coruñés Juan Canalejo, Josep Sirvent. «Muchas veces se desprecia esta enfermedad y se ve como algo pasajero», explicó.

Sin embargo, los médicos aseguran que las cicatrices que aparecen en los bronquios de las personas que padecen esta dolencia dan lugar a alteraciones pulmonares que se pueden presentar en los primeros años de vida.

Ahora bien, a pesar de que los casos detectados son pocos, SEPAR asegura que más de la mitad de los afectados no lo saben. Para invertir esta situación, los enfermos disponen de un test de control, un breve cuestionario que se encuentra disponible en Internet (www.asthmacontroltest.com).

Más grave en invierno

También con motivo de este día, los especialistas advierten que el asma se agrava en otoño e invierno, en contra de la creencia popular que lo relaciona con la polinización de primavera.

Ahora bien, según el personal sanitario, los ataques de asma repentinos son poco habituales, pues hay avisos y deterioros progresivos durante, al menos, algunas horas. Para hacer frente a estas crisis, la medida de urgencia son los broncodilatadores, aunque también existen tratamientos regulares que permiten prevenir y mantener despejadas las vías respiratorias.

El tabaco más provocador

El tabaco es un gran enemigo de los niños y puede causar efectos negativos sobre los pulmones. De esta forma, los menores expuestos al humo tienen mayor predisposición a padecer asma y otras enfermedades pulmonares, según la Organización Mundial de la Salud. Además, los estudios de la OMS demuestran que los ataques asmáticos se incrementan cuando el niño enfermo respira el humo del cigarrillo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento