Cada año mueren un millón de personas por la hepatitis

  • La OMS establece el 28 de julio como el Día Mundial contra la Hepatitis
  • Sus variantes B y C afectan a más de 520 millones de personas en todo el mundo y la mayoría de ellas lo desconocen.
  • Casi uno de cada tres habitantes del planeta -unos 2.000 millones de personas- está infectado por el virus de la hepatitis B.
Imagen al microscopio del virus de la hepatitis.
Imagen al microscopio del virus de la hepatitis.
Archivo

Este jueves es el Día Mundial contra la Hepatitis. Así lo ha decidido la Organización Mundial de la Salud (OMS) en honor a la fecha de nacimiento del Nobel de Medicina de 1976, Baruch Blumberg, quien descubrió el virus que causaba la hepatitis B y desarrolló la primera vacuna contra esta enfermedad. Cada año se atribuyen a la hepatitis un millón de muertes.

La OMS quiere concienciar a la población de que la hepatitis vírica es un problema de salud pública de alcance mundial, ya que es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes. Sus variantes B y C afectan a más de 520 millones de personas en todo el mundo.

Y lo peor, como recuerda la OMS, es que la mayoría de estas personas ignoran que padecen la infección, por lo que se exponen a la posibilidad de contraer una enfermedad hepática, así como de transmitir la infección a otros.

En España hay unos 800.000 afectados y también la mitad de ellos desconoce que padece esta enfermedad. Se estima que la patología afecta a poco menos del 2,6% de la población total de nuestro país.

Sin vacuna contra la hepatitis C

Según datos de la OMS, cerca de un millón de defunciones se atribuyen cada año a la hepatitis, y los virus de la hepatitis B y C son la causa principal del 78% de los casos de cáncer de hígado en el mundo.

Casi uno de cada tres habitantes del planeta -unos 2.000 millones de personas- está infectado por el virus de la hepatitis B y uno de cada doce, más de 520 millones de personas, padecen una infección crónica por hepatitis B o C.

Se calcula que ya reciben tratamiento entre el 20 y el 30% de las personas infectadas por hepatitis B, que se transmite por la exposición a sangre, semen y otros fluidos corporales infectados y que puede derivar en cáncer de hígado si no se trata a tiempo.

Sin embargo, no existe ninguna vacuna que prevenga contra la infección por hepatitis C, que se transmite casi siempre por exposición a sangre contaminada, lo que puede suceder en casos de transfusiones de sangre o por el uso de jeringuillas infectadas. La transmisión sexual de la hepatitis C también es posible, pero es menos común.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento