Logo del sitio

Turismo por el Miami de los grafitis y el arte callejero en Vespa

  • Una empresa de alquiler de vespas ofrece un paseo por los grafitis de Miami.
  • La zona de grafitis murales del Wynwood Arts District está considerada la meca del arte emergente de esta ciudad.
  • La cultura mod puede encontrar en esta ruta una buena excusa para salir en grupo y disfrutar de otro Miami.
Una Vespa de vivos colores ante un muro 'grafiteado' en Miami.
Una Vespa de vivos colores ante un muro 'grafiteado' en Miami.
ROAM RIDES

Nani Moretti nos mostró en su película Caro Diario lo agradable que puede ser un tranquilo paseo en Vespa para recorrer una ciudad (Roma en su caso). Sigamos en scooter, pero traslademos la experiencia al clima más suave de Florida, en los EE UU. Le añadimos un propósito (un paseo por el arte callejero, por los grafitis) y ya tenemos el plan que nos propone una empresa de alquiler de vespas de Miami.

La empresa se llama Roam Rides y ofrece este verano a los turistas la posibilidad de recorrer la zona de grafitis murales del Wynwood Arts District, considerada la meca del arte emergente de esta ciudad (como "feria satélite" de Art Basel Miami Beach).

La iniciativa "está funcionando muy bien" y tanto a los turistas como a los residentes les encanta descubrir en scooter los mejores grafitis pintados en este distrito, dice Kit Sullivan, de esta compañía especializada en el alquiler de las populares Vespa.

Dos horas por 75 dólares

Perdido el grafiti su carácter de expresión marginal, Roam Rides ha sabido sacar partido a esta forma de arte urbano para convertirlo ahora en Miami en un negocio divertido y rentable.

El recorrido de dos horas de duración, que comienza a las once de la mañana en South Beach y discurre por Venetian Causeway hasta llegar al distrito Wynwood, cuesta 75 dólares por persona e incluye un almuerzo en uno de los restaurantes de la zona.

Durante la original ruta explican a los excursionistas urbanos la "historia de cada grafiti y de los grafiteros locales e internacionales" que allí pintaron. En opinión de Sullivan, uno de los puntos de visita obligada es el viejo edificio RC Cola de Wynwood (Royal Crown Cola), cuyos muros blancos están cubiertos por el colorido callejero.

Un Miami distinto y alternativo

Se trata de una opción muy llamativa para los turistas que desean disfrutar en Miami de algo más que playas y deportes acuáticos.

Especialmente los aficionados a la cultura mod, donde la estética de las vespas ocupa un lugar preferente, que pueden encontrar en esta ruta una buena excusa para salir en grupo y disfrutar de otro Miami.

Tan buenos resultados ha cosechado la iniciativa que la compañía Roam Rides ha puesto en marcha otras dos rutas artísticas: "The Gallery Tour", con una selección de las principales galerías del distrito Wynwood, desde las tradicionales a las de vanguardia, y "The Collection Tour", que incluye una visita a la colección Rubell o Margulies, donde se albergan importantes muestras de pintura, escultura, instalaciones, vídeo y fotografía.

Además, todos los segundos sábados de mes, una docena de galerías de este distrito abren sus puertas para que el público disfrute de las obras expuestas entre copa de vino y aperitivos gratis.

La empresa se ha atrevido hasta con un manifiesto, cuya premisa mayor es que quien alquila una de sus vespas debe disfrutar de "la mejor vuelta en moto del planeta" bajo el lema "Roam va a ti, te damos y recogemos tu Vespa".

La avispa que vino de Italia

La Vespa nació en abril de 1946 en el Club de Golf de Roma; tiene ya más de 60 años. Los padres del invento fueron el empresario Enrico Piaggio y el ingeniero Corradino D'Ascanio. Tal vez porque le gustaban más los aviones, D'Ascanio hizo un diseño revolucionario con el motor sobre la rueda posterior.

¿El nombre? Se supone que cuando Piaggio vio la moto, exclamó: "Bello, sembra una vespa" (Bonito, parece una avispa). Su éxito fue enorme en los cincuenta y sesenta. De hecho, fue icono de la juventud, de la informalidad, hasta símbolo de los mods en el Reino Unido.

En España fue todo un éxito. Se fabricó en Madrid desde 1953 hasta el 2003.  De camino, quedó su hermano pequeño, el Vespino, patente española que se estuvo produciendo hasta 1990.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento