Unos 400.000 españoles no saben que padecen hepatitis C

  • La patología afecta a 800.000 personas, poco menos del 2,6% de la población. Se debe a que es una enfermedad silente, que no da síntomas durante años.
  • Hepatólogos presentan el estudio ENLAHCE con recomendaciones para la prevención y abordaje de la enfermedad.
  • Recomiendan que aquellos que recibieron transfusiones antes de 1981, se han hecho tatuajes o 'piercings' se hagan análisis.
Decenas de personas caminan por la calle.
Decenas de personas caminan por la calle.
EP

Sufrir una enfermedad es un problema; pero el problema es doble cuando se padece sin saberlo. Es lo que ocurre con la hepatitis C. En España hay unos 800.000 afectados, el problema es que la mitad de ellos desconoce que padece esta enfermedad.

El jefe del Servicio de Hepatología del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, el doctor Rafael Esteban, explica que el alto porcentaje de desconocimiento se debe a que se trata de una enfermedad silente, es decir que "no da síntomas durante años".

A ésto se añade que el médico de Atención Primaria no identifica a estos pacientes. En consecuencia, muchos son diagnosticados "en una fase muy evolucionada, con la enfermedad en fase irreversible".

Más de 170 millones de personas padecen hepatitis C en todo el mundo, en España se estima que la patología afecta a poco menos del 2,6% de la población total.

Cómo se puede contraer hepatitis C

  • Al recibir prácticas médicas con mala esterilización.
  • Al pincharse con una aguja contaminada con sangre infectada.
  • Al hacerse un tatuaje o una perforación en el cuerpo.
  • Al compartir agujas para inyectarse drogas.
  • Al inhalar drogas por aspiración compartiendo el instrumento con que se aspira.
  • Por ser nacido de una madre que tiene hepatitis C.
  • Raramente el contagio puede ser por vía sexual (cuando en la relación sexual existe sangrado).

Enfermedades hepáticas

La hepatitis C está directamente relacionada con el desarrollo de un 75% de los casos de cáncer de hígado y el 80% de las infecciones crónicas evolucionan hacia hepatopatía crónica. En el caso de la cirrosis hepática, aparece después de 15 a 40 años de infección y en entre el 10% y el 20% de los casos.

El diagnóstico en últimos años está experimentando un aumento de la morbilidad por hepatitis C, especialmente en la población mayor de los sesenta años, en gran medida porque muchos de los pacientes se infectaron en las décadas de los 60, 70 y 80.

Por eso se recomienda hacerse un análisis a todas las personas que han recibido una trasfusión de sangre antes del año 81, o han utilizado, aunque sea esporádicamente drogas por vía endovenosa, o han sufrido manipulaciones médico quirúrgicas.

Síntomas de la hepatitis C

  • Color amarillento de los ojos y la piel.
  • El sangrado demora más tiempo de lo normal en detenerse.
  • Hinchazón del estómago o los tobillos.
  • Moratones que aparecen fácilmente.
  • Malestar estomacal.
  • Diarrea.
  • Heces claras.
  • Orina turbia y amarillenta.
  • Pérdida de apetito.
  • Cansancio.
  • Fiebre.

Prevención y prevención

Miembros de las autoridades sanitarias y pacientes de todo el país han participado en el primer Estudio Nacional de Aproximación a la Hepatitis C a través de Expertos (ENLAHCE). A partir de esta investigación, los profesionales proponen una serie de recomendaciones dirigidas a mejorar la situación de la enfermedad.

Así, aconsejan que la prevención del contagio como prioridad, especialmente en grupos de riesgo como drogodependientes que comparten jeringuillas, pacientes con hemodiálisis, negocios de tatuajes o 'piercings', quienes comparten objetos de higiene personal, como cuchillas o cepillos de dientes, o aquellos que mantienen relaciones sexuales con personas infectadas.

Y, por otro, adoptando medidas que reduzcan la carga que supone la enfermedad para pacientes, familiares, profesionales y el sistema sanitario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento