Así consta en un catálogo del Gobierno vasco. Las que pueden desaparecer son: pie de gato, licopodio alpino, junco lanudo, genistas legionensis, matricaria marítima, lengua de buey y ranúnculo blanco.