Así lo aseguró el presidente de esta asociación, Jesús Ferreiro, quien defendió la necesidad de que se legalice esta actividad de una "gran tradición", no sólo en España sino en el mundo entero.

Ferreira quiso dejar claro que condena la explotación sexual, el proxenetismo o cualquier forma de tráfico de personas, pero considera necesario que exista un diálogo entre los diferentes colectivos implicados para buscar unas normas que mejoren esta actividad.

Ellas vienen porque quieren, nadie las obliga

Los miembros de Catteleia defienden la seguridad e higiene de sus locales y la libertad de las mujeres de acudir a ellos.

"Ellas vienen porque quieren, nadie las obliga. Y cuando lo hacen, cuentan con todas las garantías de limpieza y seguridad", dijo Jesús Ferreiro.

Invitación a los ciudadanos

Catteleia invita a los ciudadanos a visitar sus locales y comprueben si lo que hacen es ilegal
A través de su página web, Catteleia invita a todos los ciudadanos a conocer más de cerca la prostitución que se practica en sus locales y a que las personas que se acerquen decidan por ellas mismas "si lo que hacemos es una actividad ilegal".

A pesar de que se constituyó el 1 de abril del 2005, gracias al empeño de unos cuantos empresarios que regentan clubes de alterne en la ciudad desde hace más de treinta años, no ha sido hasta hace unos días cuando nació formalmente, dijo Ferreiro.

El presidente de la primera asociación de clubes de alterne de Madrid calculó que en la actualidad existen en la capital de España unos 650 locales de alterne y en toda la Comunidad de Madrid más de un millar.

ENLACES RELACIONADOS: