Ángeles González Sinde
La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El debate que viene produciéndose desde hace tiempo en la Unión Europea en torno a la propiedad intelectual, la defensa de los derechos de autor y las leyes antipiratería, ya había dejado claro que se descartaba totalmente a nivel europeo el modelo francés. La ley Hadopi, que establece un sistema de tres avisos con posteriores penalizaciones para los usuarios considerados 'piratas', ha demostrado no ser útil ni siquiera a nivel nacional.

Los cambios han sido impulsados por el Comisario Europeo para el Mercado Interno

En cambio, la UE sí ha mostrado interés por la española ley Sinde. De hecho, partiendo de la citada y polémica normativa y añadiendo algunas modificaciones, el próximo martes se presentará un borrador que esbozará la estrategia europea en materia de propiedad intelectual.

Los cambios, según indica bandaancha.eu, han sido impulsados por el Comisario Europeo para el Mercado Interno, el francés Michel Barnier, al parecer presionado por la sociedad de autores francesa.

El principal escollo para adaptar la ley Sinde al marco europeo es la necesidad de contar con la colaboración de los proveedores de servicios de Internet, que deben estar dispuestos a bloquear las páginas web que facilitan la descarga de contenidos protegidos por derechos de autor.