Dos encuentros muy distintos tuvieron Juan Carlos Ferrero y Rafa Nadal, pero mismo final: la victoria que les clasifica para la tercera ronda del Abierto de Australia. El valenciano, que el miércoles se acostó con la duda de si podría jugar por una lesión de tobillo, sólo necesitó 73 minutos para acabar con Zabaleta (6-1, 6-2 y 6-0). «Hacía mucho tiempo que no me sentía así, que no vibraba en la pista como hoy. Creo que ya soy el Juan Carlos de siempre», declaró eufórico. Su próximo rival será Guillermo Coria. Mientras, el manacorí sufrió ante Youznhy durante 3.57 horas (6-1, 4-6, 4-6, 7-5 y 6-3). Ahora, el más joven ganador de la Copa Davis se enfrentará a Bobby Reynolds, aunque sueña con volver a jugar contra Hewitt . Estas victorias se suman a las de Robredo y Feliciano. No tuvieron igual suerte Fernando Verdasco, que cayó ayer ante Cañas, ni Santiago Ventura, ante Nalbandian.