Anitta Ruiz  Consultora de moda | #LAROPAHABLA
OPINIÓN

De las ridículas zapatillas de Balenciaga al anuncio de Roxy con parada en Eurovisión y en el 'cut out' de Letizia

Chanel vestida por Palomo Spain.
Chanel vestida por Palomo Spain.
Cortesía

¿Qué está bien y qué está mal en el mundo de la moda? Esta pregunta lleva rondándome la cabeza toda la semana y siento deciros que todavía no he encontrado una respuesta que me satisfaga del todo. Vayamos por partes.

El viernes pasado dejaba muy claro que lo que están haciendo con Balenciaga me saca de mis casillas. Para agravar mi sarpullido, a los días, la marca sacó a la venta unas zapatillas absolutamente destrozadas al 'ridículo' precio de 1.500€. Se han agotado y su estrategia publicitaria les ha llevado a estar presentes en todos los informativos y periódicos del mundo, incluso de aquellos que nunca hablan de 'trapos'. 

b
¿Cuánto pagarías por estas zapatillas de Balenciaga?
Balenciaga.com

¿Hacer eso con Balenciaga está bien o mal? ¿Pueden las marcas de lujo vender ropa que parece recogida en un contenedor a cifras astronómicas?

Unos días después la reina Letizia apareció en un acto diurno con un look fucsia que enseñaba la tripa (bueno, en su caso unos abdominales esculpidos a cincel). La etiqueta del acto pedía traje para ellos y vestido corto para ellas. Es decir, que la Reina cumplió lo que pedían los organizadores. Claro, lo de las aberturas estratégicas no está registrado en ningún código de vestimenta, que yo sepa. A mí me pareció de todo punto inapropiado. Pero sobre todo porque no creo que mucha gente vaya así a trabajar... por lo que pienso que ella tampoco debió hacerlo. 

La Reina acaparó titulares en toda la prensa mundial y la marca española que había hecho el vestido se colapsó de la cantidad de pedidos que recibió. Eso sí, se habló de la Cruz Roja en todo el mundo.

¿Está entonces mal que una monarca nos haya enseñado su trabajada musculatura?

Seguimos con las preguntas. Mañana vamos a estar lo más cerca que hemos estado en mucho tiempo de ganar Eurovisión. Nuestra representante, Chanel, lo hace todo bien. Canta y baila que te mueres y es guapa a rabiar. Además, va vestida sobre el escenario por uno de los nombres más brillantes del diseño español contemporáneo: Palomo Spain. 

Un mono y una chaquetilla de clara inspiración torera. Un trabajazo absoluto con más de 50.000 cristales de Swarovski incrustados a mano. La chaqueta es de cuero y según el diseñador está inspirada en las portadas de las ferias andaluzas y en los trajes de luces. Evidentemente, en cuanto se presentó (a mí me parece un espectáculo) saltó la polémica.

Que si la cantante estaba promocionando los toros, que si volvíamos al tópico de la España de flamenco y paella, que si era tan apretado que sexualizaba excesivamente a la cantante… Probablemente me deje alguna de las críticas que mucha gente 'vomitó' sobre las redes sociales. ¿Está mal que en un concurso de tópicos apostemos por los tópicos? Lo de apoyar o no los toros me lo voy a ahorrar que no me quiero meter en esos fregados, pero en el tip de historia de hoy, los trajes de luces vienen de la tradición estética de principios del siglo XIX en España. Así que más que tópico me parece un homenaje precioso.

Chaqueta diseñada por Palomo Spain para Chanel.
Chaqueta diseñada por Palomo Spain para Chanel.
Cortesía

A vueltas con el peso

Para rematar mi semana plagada de interrogantes, un verano más llega la polémica de la publicidad de bañadores. En esta ocasión la liebre saltaba porque una firma de ropa deportiva ha apostado en su cartelería por una chica, surfista profesional y por ende deportista y sana, que está bastante entrada en carnes. Que si promueve una enfermedad muy alarmante como la obesidad, que si todos tenemos derecho a vernos reflejados en los comerciales o que por qué si está legislado como de delgada puede estar una chica para subirse a una pasarela por qué no lo mismo pero con "como de gorda".

¿Las gordas tienen (tenemos) derecho a encontrar ropa bonita en las tiendas? ¿De verdad la publicidad del mundo de la moda fomenta enfermedades tan graves como los trastornos de la conducta alimentaria o la obesidad?

Una de las fotos de la polémica campaña
Una de las fotos de la polémica campaña
Cortesía

En fin, y llegando ya al final. ¿Qué está bien? ¿Qué está mal? ¿Qué es bonito? ¿Y feo? Supongo que para gustos los colores, que dice el refrán porque, queridos míos, nunca utilicéis esa frase hecha de “sobre gustos no hay nada escrito” porque sí, hay muchísimas cosas escritas y generalmente la diferencia entre opinar con o sin fundamento sobre estas preguntas radica en leerse una buena selección de esos libros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento