Sonia Fornieles Directora de mujer.es
OPINIÓN

¿Volverías con alguien que te deja plantada una hora antes de tu boda?

Carrie Bradshaw vestida de novia en 'Sexo en Nueva York'
Carrie Bradshaw vestida de novia en 'Sexo en Nueva York'
HBO
Carrie Bradshaw vestida de novia en 'Sexo en Nueva York'

Cuando Tamara Falcó dejó a Íñigo Onieva escribí esto: "Me parece una suerte poder hacer pruebas ante posibles amenazas, algunas improbables, para quitártelas de en medio antes de que sea demasiado tarde. No siempre es fácil hacerlo, pero hay quien puede y, lo que es mejor aún, sin saberlo. Igual ahora duele pero como dice mi amiga Mabi: ¡qué bala ha esquivado Tamara!". Menuda flecha fui, ¡qué certera!

Cuando se casaron no tuve más remedio que recular y escribir esto otro "Pues resulta que no la esquivó. Parece que ni aquel desliz ni todos los demás fueron suficientes para que el 'engagement' no se produjese. Él fue a la boda como quien llega a casa deseando pillar cama, como quien se acuesta vestido sin ni siquiera bajar la persiana. Ahora bien, ya le dijo su cuñado Manolo Falcó en la celebración, micrófono en mano: "antes de casarte puedes hacerlas cuadradas pero una vez casado... ahí estás". Pues nada Íñigo, ahí estás. ¡Que vivan los novios!

Cuando el torero Juan Ortega dejó plantada a su novia Carmen Otte el día 2 de diciembre, media hora antes de casarse, pensé en dedicarles esta columna, pero no lo hice. Me pareció que era suficiente el hecho en sí y que sobraban las palabras, pero claro… Carmen ha hecho un 'Tamara' y ha vuelto con él, o eso al menos se ha publicado. 

En la redacción se ha abierto un debate: "¿Volverías con una persona que te ha dejado plantada el día de la boda?". Hubo quien recordó a Carrie Bradshaw, vestida de novia en las escaleras de la biblioteca pública de Nueva York siendo abandonada por Mr Big, pero eso es ficción y la ficción… ¡lo aguanta todo!

La respuesta en masa de mis compañeras y la mía propia fue: por supuesto que NO. Porque "uno no se levanta de la siesta y decide que la boda que tiene dentro de una hora (que es la suya casualmente) le da pereza. No amor, a eso ya llevas un tiempito dándole vueltas". Hay que ser valiente para todo y si tienes el cuajo de dejar plantada a tu novia el día de la boda seguro que lo tienes para hablar con ella días o semanas antes. Que manía con agotar el tiempo, con retrasar lo inevitable como cantaba Sabina en Cerrado por derribo:  "la llamaré mañana hoy se me hizo tarde, esa forma tan cobarde de no decirnos que no". 

Volviendo a la tertulia que hemos tenido en redacción, lo cierto es que a nosotras, muy valientes y seguras de no volver con nuestro exprometido, nos faltan datos y circunstancias para entender lo que pasó, pero nos da igual, en nuestra mesa de camilla particular decidimos que no, que no hay perdón que valga. Pero una cosa os digo "por la boca muere el pez" y aunque a simple vista cueste entender este perdón, ojalá que sean todo lo felices que merecen, ni más ni menos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento