Así deberías depilarte las piernas, según los dermatólogos

Una mujer depilándose las piernas, en una imagen de archivo.
Una mujer depilándose las piernas, en una imagen de archivo.
GTRES
Una mujer depilándose las piernas, en una imagen de archivo.

Probablemente te hayas depilado las piernas durante años y, llegados a este punto, tienes el proceso reducido a una ciencia exacta. Pues es posible que lo estés haciendo mal, ya que los expertos dicen que la mayoría de nosotros nos afeitamos de forma completamente incorrecta.

De acuerdo con los dermatólogos y expertos del Laboratorio de Belleza del Instituto Good Housekeeping, citados en un reportaje en el Mirror, se podrían problemas como la irritación y los pelos enquistados aplicando algunos pequeños cambios en la forma en que te depilas, incluido la hora del día en la que te duchas.

Depílate después de la ducha

Afeitarse las piernas puede ser un proceso arduo, por lo que puede ser tentador quitártelo de en medio tan pronto como entres a la ducha. Pero los expertos aconsejan esperar alrededor de 15 minutos antes de comenzar a afeitarse, para que el pelo tenga tiempo de suavizarse y los folículos puedan abrirse, lo que permite un mejor afeitado.

En lugar de sacar la cuchilla de inmediato, intenta lavarte el cabello y el cuerpo primero y deja la depilación hasta el final de tu rutina de ducha.

Depílate por la noche

Puedes tener la sensación que depilarte durante la ducha de la mañana te dejará lista para enfrentarte al día que tienes por delante, pero en realidad, deberíamos esperar hasta la noche para hacerlo.

Depilarte antes de acostarte podría dejar tus piernas aún más suaves, ya que tus piernas se hinchan un poco cuando duermes y pueden hacer que el cabello regrese a sus folículos.

Usa una buena crema de afeitar

Los expertos dicen que nunca debes depilarte "en seco" bajo ninguna circunstancia, sin importar cuánta prisa tengas.

En su lugar, enjabónate las piernas con crema o gel de afeitar para proteger la piel y asegúrate de que la navaja se deslice con facilidad, lo que te protegerá de rasguños y cortes, además de darte un depilado más limpio.

Depílate a favor de pelo

Casi todo el mundo tiende a depilarse a contrapelo. No es necesariamente algo malo hacerlo, pero los expertos dicen que primero debes afeitarte en la dirección en que crece el vello para minimizar la posibilidad de irritación.

Si tienes la piel muy sensible, no debes depilarte hacia arriba en absoluto, pero de lo contrario, puedes ir contra la corriente una vez que el vello de las piernas ya se haya cortado.

Usa un exfoliante contra las irritaciones

Cuanto más apurado esté nuestro depilado, más probable es que sufras de vellos encarnados e irritaciones. Para evitar esas desagradables protuberancias rojas, usa un gel de baño exfoliante o un exfoliante corporal dos veces por semana para eliminar la piel que atrapa los vellos.

Y una vez que la rozadura ya haya aparecido, aplica una compresa tibia en el área afectada para relajar el pelo y aplique una loción corporal después de la ducha para suavizarlo, dejando tu piel menos propensa a infecciones.

Reemplaza la cuchilla cada dos semanas

Aunque no es lo habitual, los expertos afirman que deberíamos cambiar nuestras cuchillas de afeitar cada quince días.

Los dermatólogos dicen que es más probable que las cuchillas viejas provoquen heridas y enrojecimiento y atrapen bacterias, y para una máxima seguridad, deben reemplazarse a la primera señal de desgaste, generalmente después de dos semanas de uso.

20minutos

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento