Probamos el Seat Ateca, un SUV compacto que da mucho juego

  • En su versión de gasolina con 150 CV y acabado FR ofrece unos resultados muy brillantes.
wwww
El frontal incorpora una nueva parrilla más unas ópticas Full LED.
SEAT

El Ateca fue la primera incursión de Seat en ese mundo que nos ha envuelto a todos como es el de los SUV. Eso fue hace cuatro años y a finales del pasado la marca de Martorell presentaba el primer restyling para actualizar su diseño y algunos niveles de equipamiento con nuevas dosis de tecnología. El éxito de este modelo comenzó nada más nacer y se llevan vendidas más de 300.000 unidades lo que pone de manifiesto su protagonismo entre los “todocaminos” compactos.

Con la actualización acometida, el Ateca es más elegante y tiene mayor calidad percibida. Estéticamente, los cambios más profundos están en el frontal, que se transforma casi por completo con ópticas Full LED, y más ligeros en el lateral y en la zaga, con nuevas molduras inferiores, un nuevo logotipo e intermitentes dinámicos traseros (se alumbran en secuencia, no con un simple “parpadeo”).

MMM
El acabado FR incluye distintos aditamentos deportivos como por ejemplo ocurre con las llantas.
SEAT

Nosotros hemos tenido la oportunidad ahora de probar la versión equipada con el motor 1.5 TSI de 150 CV asociado al cambio automático DSG opcional y terminación FR. Dispuestos al volante, el asiento, que es específico de este acabado, recoge bien el cuerpo. A nuestra derecha, la palanca que activa el ya mencionado cambio automático de 7 velocidades y el mando circular para elegir los modos de conducción con los programas Eco, Normal, Sport e Individual.

Buenas prestaciones

En carretera, este propulsor de gasolina no solo muestra su potencia desde bajas vueltas, sino que es muy progresivo en toda la gama de revoluciones para no echar de menos a la otra versión más potente de 190 CV con este mismo tipo de carburante. El cambio, por su parte, actúa con rapidez y acompaña extraordinariamente al motor, sensación que gana en intensidad con el modo “Sport”, en los que ambos se predisponen para dar el máximo potencial.

SSS
En el salpicadero hay muchos cambios con dos grandes pantallas para la instrumentación y el infoentretenimiento.
SEAT

Además, la puesta a punto del chasis y las suspensiones, casi como las de un compacto, permiten una conducción precisa y más que satisfactoria. Y si de ser eficientes se trata, con el modo Eco "todo se calma" y se puede rodar con agradable confort y unos consumos muy moderados que en nuestra prueba no han superado los 7 litros a los 100 kilómetros.

El interior tiene muy buenos acabados, con un ambiente propio con varios detalles deportivos como corresponde a la denominación FR que nos ocupa. También hay dos pantallas: la del Digital Cockpit, que hace las funciones de panel de instrumentación (configurable), y la central, que es nueva, táctil y de 9,2 pulgadas (8” en el caso de equipamientos inferiores).

WWW
Los asientos del acabado FR son específicos con las costuras en rojo.
SEAT

Amplio y bien equipado

Como es un coche alto, se nota mucha amplitud en el interior, con unas plazas delanteras perfectas y unas traseras en las que caben bien tres adultos. Detrás, un gran maletero de 510 litros de capacidad para no dejarnos nada en los viajes o cuando vayamos a la compra. Y si necesitamos más espacio, a plegar los asientos si no están ocupados ¡y listo!

La otra “pata” en la que se apoya el remozado Ateca es en la tecnología, y esta se muestra mediante dos vías: conectividad y ayudas a la conducción. Así, gracias a la tarjeta SIM integrada este modelo cuenta, como mínimo, con el servicio eCall para llamadas de emergencia. A partir de ahí hay una serie de servicios de Seat Connect para que el navegador reciba información de tráfico o accidentes en tiempo real, escuchar la radio sin interferencias o tener datos del coche, e incluso actuar sobre él, desde un smartphone.

WWW
El maletero tiene una capacidad de 510 litros.
SEAT

En cuanto a las ayudas a la conducción, la lista es muy grande, destacando principalmente el asistente de precolisión, control de crucero adaptativo, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de viaje, alerta de tráfico posterior al salir del aparcamiento o aviso de presencia de vehículos en ángulo muerto.

Respecto al precio, el Ateca 1.5 TSI FR, con el cambio automático ensayado, tiene un precio de 35.620 euros (33.410 con descuentos) y lo cierto es que nos ha parecido una opción muy interesante tanto por el modelo como por esta mecánica intermedia que da más juego de lo esperado. Igualmente la terminación FR aporta un estilo bastante diferenciador (asientos, volante, llantas…) que agradecerán los usuarios que buscan ese “algo más”.

FICHA TÉCNICA

Motor: gasolina.

Potencia (kW/CV): 110/150.

Cambio: Automático, 7 velocidades.

Largo (mm): 4.381.

Ancho (mm): 1.841.

Alto (mm): 1.615.

Maletero (litros): 510.

Velocidad máxima (km/h): 200.

De 0 a 100 km/h (seg.): 8,6.

Consumo medio (l/100 km): 6,7.

Emisiones CO2 (gr/km): 154.

Precio (euros): 33.410 euros (con descuentos).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento