Logo del sitio

Gasolina low-cost: ¿puede estropear la mecánica del coche?

Indicador de gasolina en un coche.
Indicador de gasolina en un coche.
©Gtresonlineç

Un mecanismo de defensa para proteger nuestro bolsillo cuando vamos a repostar es que buscar las estaciones de servicio con el combustible más barato. Una diferencia de apenas un céntimo por cada litro repostado se puede convertir en un sustancioso ahorro si llenamos el tanque por completo. 

Esta búsqueda de los precios más baratos la llevamos a la práctica en las diversas compras de nuestro día a día. Sin embargo, parece que en lo que se refiere al vehículo propio hay conductores algo reticentes a repostar en las llamadas gasolineras low-cost. Existe una creencia, aunque cada vez menos, que confirma que la gasolina y el diésel de las gasolineras low-cost perjudica la mecánica del coche. ¿Qué hay de cierto en ello? 

La verdad es que poco o nada. Todos los combustibles que se sirven en todas las gasolineras de España pasan todos los estándares y protocolos de calidad marcados por la Ley de Hidrocarburos, por lo que los combustibles de las gasolineras low-cost ni están alterados ni son perjudiciales para el motor de ningún vehículo. 

Además, la empresa CHL es la que se encarga de gestionar todos los carburantes que luego se reparten en las diferentes áreas de servicio, por lo que podemos estar tranquilos a la hora de repostar, independientemente de la gasolinera que elijamos.

Sin aditivos

Pero, ¿cuál es la diferencia entre echar gasolina en una gasolinera low-cost en comparación con otros establecimientos? Habitualmente, las estaciones de servicio consideradas low-cost recortan gastos derivados de su actividad empresarial apostando por surtidores autoservicio, por ejemplo, o estando asociadas a otro tipo de establecimientos, como supermercados. De esta manera, se pueden permitir mantener los precios más bajos. 

Además, las gasolineras con los precios algo más elevados suelen usar aditivos beneficiosos para el motor y la salud mecánica de nuestro coche. Esto no quiere decir que en las low-cost los carburantes sean dañinos, simplemente en este otro tipo de estaciones de servicio la gasolina y el diésel llevan, como componentes añadidos, ciertos químicos que ayudan a mejorar el rendimiento del motor o incluso a mantener limpios los conductos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento