Gasolina low-cost en España: ¿puede dañar el motor de tu coche?

Las estaciones de servicio económicas ofrecen combustibles más baratos recortando otros gastos, pero ¿afecta esto a la calidad del combustible y al rendimiento del vehículo?

Una mujer repostando su vehículo en una gasolinera.
Una mujer repostando su vehículo en una gasolinera.
Getty Images
Una mujer repostando su vehículo en una gasolinera.

En la búsqueda constante de ahorrar en el día a día, muchos conductores españoles optan por repostar en las llamadas gasolineras low-cost. Aunque esta práctica se ha vuelto cada vez más común, aún persiste cierta reticencia entre algunos propietarios de vehículos que temen que el combustible de bajo coste pueda perjudicar la mecánica de su coche. 

Lo cierto es que todos los carburantes distribuidos en las estaciones de servicio españolas, independientemente de su precio, deben cumplir con los estrictos estándares de calidad establecidos por la Ley de Hidrocarburos. Esto significa que los combustibles de las gasolineras low-cost no suponen un riesgo para el motor de ningún vehículo. 

Entonces, ¿cómo consiguen las gasolineras low-cost ofrecer precios más bajos? La respuesta está en su modelo de negocio. Estas estaciones de servicio recortan gastos en diversos aspectos, como la implementación de surtidores de autoservicio o la asociación con otros establecimientos, como supermercados. Gracias a estas estrategias, pueden permitirse mantener los precios del combustible más bajos que la competencia.

¿Qué diferencia a las gasolineras convencionales?

Si bien las gasolineras low-cost ofrecen un producto de calidad similar, las estaciones de servicio con precios ligeramente más elevados suelen incorporar aditivos beneficiosos para el motor. Estos componentes adicionales ayudan a mejorar el rendimiento del vehículo y a mantener limpios los conductos del sistema de combustible. No obstante, la ausencia de estos aditivos en las gasolineras low-cost no implica que sus carburantes sean dañinos para el coche o alguna parte del mismo. 

Un hombre reposta su coche en una gasolinera.
Un hombre reposta su coche en una gasolinera.
Adene Sanchez Yuri Arcurs YAPR

Ventajas y desventajas de las gasolineras low-cost

La principal ventaja de optar por las gasolineras low-cost es, sin duda, el ahorro económico. Una diferencia de unos pocos céntimos por litro puede suponer un importante ahorro a largo plazo, especialmente para  conductores que recorren muchos kilómetros al año. Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que estas estaciones de servicio suelen ofrecer menos servicios adicionales, como tiendas o zonas de descanso.

Consejos para elegir la gasolinera adecuada

A la hora de decidir dónde repostar, es significativo comparar los precios de las diferentes estaciones de servicio en tu zona. Existen aplicaciones móviles y sitios web que te permiten conocer los precios actualizados del combustible en tiempo real. Además, si buscas un mayor rendimiento para tu motor, puedes alternar entre gasolineras low-cost y convencionales, aprovechando así los beneficios de los aditivos que ofrecen aquellas de coste superior, sin renunciar al ahorro ocasional.

En conclusión, repostar en gasolineras low-cost en España es una opción segura y económica para la mayoría de los conductores. Gracias a la estricta regulación del sector, puedes estar tranquilo sabiendo que el combustible que estás utilizando cumple con todos los estándares de calidad, independientemente del precio que pagues por él.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento