Logo del sitio

¿Te mueves mucho por la ciudad o haces repartos? Echa un vistazo al nuevo Citroën Ami Cargo

  • El cuadriciclo eléctrico francés, de etiqueta Cero, presenta una variante específica para la carga y transporte de mercancía, ideal para entregas de última milla no muy voluminosas o para profesionales autónomos.
Citroën Ami Cargo.
El sentido práctico del Citroën Ami va más allá del mero transporte, puede ser una herramienta ideal para trabajar.
CITROËN

El Citroën Ami es una novedosa solución de movilidad que la marca francesa comercializa en España desde abril pasado. Su debut ha sido más que prometedor, ya que al cierre de 2021 se han vendido 522 unidades y ha liderado su segmento, el de los cuadriciclos ligeros eléctricos.

Es un vehículo muy distinto a lo habitual, y aunque ya es más fácil verlo por la calle en ciudades como Madrid, gracias a las empresas de carsharing, todavía sigue siendo una opción desconocida para el gran público o para las empresas.

Siempre teniendo en cuenta que no es un coche, sus cualidades son altamente interesantes, ya que está carrozado, mide solo 2,41 metros, es eléctrico, se puede comprar online y su precio es de solo 7.200 euros (para particulares y sin aplicar las ayudas de hasta 1.600 euros disponibles con el plan Moves III).

Citroën Ami Cargo.
El módulo de carga se puede subdividir en diferentes estanterías.
CITROËN

Es un vehículo eminentemente urbanita, pues alcanza 45 km/h de velocidad máxima y no se puede utilizar por autopistas o autovías, pero por las calles de la ciudad casi no tiene rival en términos de manejo, agilidad y aparcamiento, ya que es de etiqueta Cero y su tamaño da mucho juego. Estas últimas han sido las claves para que Citroën haya dado una vuelta de tuerca más al concepto y se haya planteado un nuevo y práctico uso, el del transporte comercial o profesional, creando el Ami Cargo.

Hecho para la ciudad

En un momento en el que, según fuentes acreditadas, hay 30.000 repartidores en España, y visto que furgonetas, coches, motos o bicicletas tienen cada cual algunas limitaciones en las grandes ciudades (tamaño, uso de combustible fósil, condiciones meteorológicas...), el Citroën Ami Cargo puede ser una alternativa interesante para el reparto de última milla o para profesionales autónomos, sobre todo porque su precio arranca en los 7.600 euros (sin contar ayudas).

Citroën Ami Cargo.
La parte superior se puede utilizar también como escritorio.
CITROËN

Obviamente, este Ami no es como los demás, ya lo dice su apellido “Cargo”. Así, en lugar del asiento para el copiloto se ha creado una caja modular, con diferentes configuraciones y accesorios (bandejas, redes o espacio en vacío) que ofrece hasta 400 litros de volumen útil y permite cargas de hasta 140 kg de peso. Está hecha del mismo plástico resistente que el resto de elementos del Ami, como la carrocería o el interior, y admite objetos de hasta 1,20 metros en vertical. También tiene una tapa superior que hace las veces de mesa o escritorio y un pequeño cofre trasero con tapa. A este módulo se accede siempre por la puerta del copiloto, ya que el Ami no tiene un maletero como tal.

Como la versión convencional, el Cargo solo tiene una pequeña pantalla digital con los indicadores de velocidad, autonomía –de hasta 75 km– y estado de la batería, y si esta se gasta, solo necesita tres horas para una recarga completa en un enchufe convencional de 220V, de modo que no hay que instalar una infraestructura específica ni complicada para este vehículo.

Citroën Ami Cargo.
Este pequeño cofre trasero sirve para objetos que sea necesario tener más a mano.
CITROËN

Un test muy práctico

Son muchas las ventajas de este modelo, y para ponerlo a prueba durante la presentación a la prensa hemos tenido la “misión” de recoger mercancía de distinto volumen en dos puntos muy céntricos de Madrid, algo que, a pesar de la congestión del tráfico, solventamos con rapidez gracias al tamaño –que nos permitió aparcar muy cerca del destino– y la buena maniobrabilidad de este Ami (su diámetro de giro es de solo 7,2 metros). Además, el módulo acoplado es realmente práctico por sus formas, y aunque no hay equipamiento multimedia sí hay un soporte para dispositivos móviles que resuelve la cuestión con facilidad.

Otro factor importante que tiene que ver con los dispositivos móviles y la conectividad, es que con la aplicación MyCitroën se puede tener un sencillo control del vehículo o incluso de flotas.

Por último, cabe destacar el alto grado de personalización que permite un Ami Cargo, pues se pueden elegir de fábrica bastantes aditamentos para que destaque entre el tráfico. Pero si una empresa necesita tener su propia imagen corporativa, Citroën ha llegado a un acuerdo con la empresa Faab Fabricauto, y por medio de esta web se puede llegar a vinilar un Ami Cargo por completo por 600 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento