Probamos el Kia Stonic GT Line, un crossover aparente, eficiente y dinámico

  • La nueva versión saca partido a su estética deportiva y a un voluntarioso motor gasolina de 100 CV de potencia que gasta muy poco.
Kia Stonic GT Line.
El frontal del Kia Stonic GT Line es diferente al de otras versiones por las tomas de aire delanteras y el propio diseño del paragolpes.
KIA/A. AGUILAR

El Kia Stonic es un crossover de pequeño tamaño que recibió una leve actualización hace unos meses y, con ella, sumó un nuevo acabado de corte deportivo a la gama, el GT Line. Dos razones más que suficientes para tomar contacto con este modelo y analizar los cambios.

El conjunto motor y cambio da un resultado muy satisfactorio, ya sea en ciudad, en zonas sinuosas o en autovía

Lo más relevante en el aspecto estético del GT Line lo encontramos en el frontal, con unas entradas de aire en la punta del capó que lo diferencian del resto. También son nuevos los paragolpes y cuenta con unas vistosas llantas de 17 pulgadas.

Kia Stonic GT Line.
Un interior muy bien resuelto, con calidad y buen diseño. La pantalla central ofrece información clara y es de fácil manejo.
KIA/A. AGUILAR

En el interior encontramos una tapicería específica para los asientos, el logotipo GT Line inserto en el volante y un mejorado sistema de infoentretenimiento con pantalla de 8 pulgadas. Este tiene las funcionalidades necesarias, su manejo es fluido y su lectura clara.

Por lo demás, buen espacio general para cuatro ocupantes –siempre con las limitaciones de un coche de 4,1 metros de longitud– y un maletero de 352 litros de capacidad que resuelve moderadamente bien la papeleta si vamos de viaje o a la compra.

Lo cierto es que, viendo el conjunto, resulta un coche bastante atrayente, con esos toques deportivos en combinación con los robustos rasgos de un SUV.

Kia Stonic GT Line.
Las protecciones inferiores típicas de los SUV dan empaque al conjunto.
KIA/A. AGUILAR

100 caballos que dan de sí

En el apartado mecánico, hemos tenido ocasión de probar la versión con motor gasolina de tres cilindros, 1 litro de cubicaje y 100 caballos, el cual viene apoyado por un sistema eléctrico de 48 voltios que, además de mejorar las prestaciones y la eficiencia, permite catalogar a este modelo con la etiqueta Eco de la DGT, lo que se traduce en una menor fiscalidad, movimiento sin limitaciones en las grandes ciudades y aparcamiento a mitad de precio en zonas reguladas.

En la presentación del renovado Kia Stonic tuvimos contacto con la versión más potente de 120 CV, y creíamos que el motor más bajo podía quedarse corto, pero nada más lejos de la realidad. El pequeño tricilíndrico es progresivo en su funcionamiento, pero empuja con brío desde las 2.800 rpm y, gracias al turbo, su rango de actuación es amplio, de modo que se puede hacer una conducción dinámica apurando marchas si lo deseamos. Además, con el modo de conducción Sport, disponible junto al Normal y Eco, la respuesta es más rápida.

Kia Stonic GT Line.
La pantalla TFT de 4,2 pulgadas alberga mucha información, como la del funcionamiento del sistema de hibridación ligera.
KIA/A. AGUILAR

Mención aparte merece la transmisión manual inteligente iMT, un cambio de funcionamiento electromecánico que tiene un tacto extraordinario, con un recorrido corto, muy preciso en su manejo y que se integra a la perfección con el sistema Mild Hybrid para recuperar la energía y favorecer la eficiencia.

En cualquier caso, el conjunto motor y cambio da un resultado muy satisfactorio, y ya sea en ciudad, en zonas sinuosas o en autovía, siempre ofrece un compromiso suficiente y equilibrado. Si a ello se añade un ajuste de suspensión firme, pero en ningún momento incómodo, rodar con este Stonic es bastante placentero.

Kia Stonic GT Line.
El funcionamiento del cambio manual electromecánico nos ha gustado mucho.
KIA/A. AGUILAR

¿Y el consumo?

La baja cilindrada y el sistema de microhibridación se unen para que Kia haya homologado tan solo 5,7 litros a los 100 km, cifra que queda muy cerca de los 5,9 obtenidos en la prueba y que hacen que un depósito de gasolina (de 45 litros en este caso) dé mucho de sí.

El Kia Stonic 1.0 TGDi GT Line tiene un precio bastante competitivo, 19.376 contando los descuentos de la marca, y además tiene un equipamiento de serie que no sabe a poco, pues incluye luces LED, llantas de 17 pulgadas, climatizador, cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 4,2”, sistema multimedia, control de crucero, sensores de aparcamiento, sistema de mantenimiento de carril o detector de fatiga, entre otros elementos.

Kia Stonic GT Line.
El maletero no es de los más grandes de la categoría, pero el espacio se aprovecha bien.
KIA/A. AGUILAR

FICHA TÉCNICA

Motor: gasolina.

Potencia (kW/CV): 73/100.

Cambio: manual, de 6 velocidades.

Largo (mm): 4.140.

Ancho (mm): 1.760.

Alto (mm): 1.520.

Maletero (litros): 352.

Velocidad máxima (km/h): 183.

De 0 a 100 km/h (seg.): 10,7.

Consumo medio (l/100 km): 5,7.

Emisiones CO2 (gr/km): 128.

Precio (euros): 19.376 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento