Logo del sitio

Citroën ë-SpaceTourer: un furgón eléctrico para la familia y, si te apetece, alguien más

  • De la conducción destaca el confort de marcha, su buena respuesta y, sobre todo, su silencioso rodar.
  • Actualmente se oferta con importantes descuentos y con una estación de carga de regalo.
Citroën ë-SpaceTourer.
El Citroën ë-SpaceTourer solo se diferencia exteriormente de las versiones térmicas por el logotipo "ë" en azul y porque no tiene tubos de escape.
CITROËN

Una de las más recientes novedades de Citroën entre los coches de gran tamaño es el furgón SpaceTourer con propulsión eléctrica. El modelo original lleva en el mercado desde 2016, siempre ofreciendo espacio y versatilidad para la familia o para el transporte profesional.

En España, el 64% de las familias tienen hijos, y sobre esta cifra el 8% son familias numerosas y el 3% tiene al menos cuatro hijos. Aunque Citroën ya oferta productos para quienes necesiten espacio y comodidad, caso del Berlingo o el Grand C4 SpaceTourer, el ë-SpaceTourer combina lo práctico de un furgón con la eficiencia de una mecánica eléctrica.

Además, el Spacetourer se ofrece en tres tamaños, de modo que de primeras ya se puede  elegir la opción más ajustada a nuestras necesidades. La más corta es la “XS”, de 4,6 metros, a la que le sigue la “M”, de 4,95 metros, y la “XL”, de 5,3. Es decir, que entre unas y otras hay una diferencia de 35 cm de longitud. En todos los casos la altura es de 1,90 metros, lo que le asegura entrar en los parkings públicos sin problemas. Además, cuenta con dos puertas laterales deslizantes y un gran portón trasero con luneta de apertura independiente.

Al tener la misma plataforma (EMP2) que las variantes térmicas del Spacetourer, la capacidad y versatilidad no varía respecto estas, de modo que se puede configurar hasta para 9 pasajeros, y si los asientos no están ocupados la capacidad de carga es enorme y muy modulable, que son los argumentos principales.

Citroën ë-SpaceTourer.
Dos grandes ventajas de este modelo: el espacio disponible para el equipaje y sus nulas emisiones contaminantes.
CITROËN

Mecánica conocida

El motor que impulsa al ë-SpaceTourer es el ya conocido del Grupo Stellantis, esto es, el bloque de 100 kW (136 caballos) que equipa, por ejemplo, el compacto ë-C4. En el caso del furgón se puede combinar con dos baterías, una de 50 kWh y otra de 75 kWh (esta solo para las carrocerías mediana y grande). La diferencia entre ellas está en la autonomía, que con la pequeña es de 230 km y con la grande se eleva hasta los 330 km. Para el uso cotidiano, e incluso profesional, son dos rangos muy buenos.

En cuanto al tiempo de recarga, la batería de 50 kWh –la más común– puede tardar solo 30 minutos en recuperar el 80% de energía, mientras que en un punto monofásico de 7,4 kW la cifra se eleva hasta las 7 horas y media. En un enchufe doméstico, la recarga puede durar 31 horas. En este apartado, cabe destacar la ventaja de poder programar la carga en un horario prefijado mediante la aplicación “My Citroën”, como también la posibilidad de preacondicionar la temperatura del coche mientras se está cargando y aprovechar la energía de forma más eficiente.

Como hemos comprobado en nuestra breve toma de contacto, la conducción del ë-SpaceTourer es muy gratificante y tremendamente silenciosa, con un motor que responde como se espera de cada perfil de conducción elegido. En este sentido, el modo “Eco” limita la potencia a 60 kW, el “Normal” a 80 kW y el “Power”, para mayor ocupación o cargas pesadas, aprovecha los 100 kW disponibles al máximo. En todos los casos, la velocidad punta está limitada a 130 km/h y también dispone de un modo “Brake” en el cambio para maximizar la recuperación de energía y alargar así la autonomía.

Citroën ë-SpaceTourer.
También hay variantes específicas para el transporte profesional, que tienen además un equipamiento muy alto.
CITROËN

Una buena oportunidad

Otros detalles que diferencian a este ë-SpaceTourer de las variantes térmicas son el cuadro de mandos y el sistema multimedia, que como es lógico tienen apartados específicos con información del sistema eléctrico y su  funcionamiento.

Respecto al equipamiento, y como corresponde a un coche de última generación, hay elementos tan útiles como la apertura manos libres del portón trasero o el Head-Up Display, que proyecta a la altura de la vista información para conducir, a lo que se suma la posibilidad de añadir techo panorámico, cámara de visión trasera, sistema de vigilancia de ángulo muerto, alerta de atención del conductor o reconocimiento de señales de tráfico, entre otros elementos.

El ë-SpaceTourer se comercializa con tres líneas de equipamiento Feel, Shine y la más profesional Business, con precios que van de los 52.514 a los 69.884 euros de tarifa oficial. Actualmente, con la promoción de los ë-Days de Citroën, la cifra oscila entre los 40.029 y 53.230 euros, además con una estación de carga de 7,4 kW de regalo, de modo que es una excelente oportunidad para comprarlo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento