Nuevo Plan Estratégico

Endesa da un golpe al tablero energético y dejará todo el negocio del gas en 2040

José Bogas Endesa
José Bogas Endesa
ENDESA
José Bogas Endesa

Golpe de efecto de Enel, la matriz de la española Endesa. La compañía italiana ha presentado este miércoles las líneas estratégicas de su nuevo Plan Estratégico 2022-2024 en el que ha avanzado cuáles serán las líneas para acelerar su proceso de descarbonización y adelantar sus objetivos una década. Esa nueva hoja de ruta le llevará a abandonar por completo el negocio del gas en 2040, lo que tendrá un impacto directo en Endesa, que es actualmente el segundo mayor distribuidor de gas de nuestro país por detrás de Naturgy. La noticia supone un golpe al tablero energético español. La nueva estrategia supondrá la movilización de 210.000 millones de euros en inversiones de aquí a 2030. 

"La estrategia del Grupo y su posicionamiento previsto para 2030 le permiten adelantar 10 años su compromiso Net Zero, de 2050 a 2040", apunta la compañía en un comunicado, e indica que esto es así tanto para las emisiones directas como para las indirectas y "sin recurrir a ninguna medida de compensación, como la tecnología de eliminación de carbono o las soluciones basadas en la naturaleza". 

"El Grupo tiene previsto abandonar la generación de carbón para 2027 y la de gas para 2040, sustituyendo su parque térmico por nueva capacidad renovable y aprovechando la hibridación de las renovables con soluciones de almacenamiento. Además, se espera que toda la electricidad vendida por el Grupo en 2040 proceda de fuentes renovables y, para ese mismo año, el Grupo abandonará su negocio de venta de gas", señala el documento.

Para llevar a cabo este proceso Enel, que celebra su Capital Markets Day, prevé movilizar unas inversiones totales de 210.000 millones de euros en los próximos ocho años. De esa cifra invertirá directamente unos 170.000 millones de euros, algo más de un 6% que la cifra prevista en su plan anterior, movilizando los otros 40.000 millones de euros a través de terceros. El grupo incide en que sus objetivos son también la asignación de capital para apoyar un suministro de electricidad descarbonizado y permitir la electrificación de la demanda de energía de los clientes.

Reducción del 40% de los costes energéticos

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, ha hecho hincapié en que el proyecto, con 170.000 millones de euros de inversión directa hasta 2030, "supone un punto de inflexión". "La implementación del plan nos permite avanzar de la década del descubrimiento de las energías renovables a la década actual de la electrificación", añadió. Además, la energética prevé una reducción de hasta un 40% en sus costes energéticos, en paralelo con una reducción de hasta un 80% en su 'huella de carbono' para 2030.

En el periodo 2022-2024, Enel se marca un esfuerzo inversor, a través de inversiones directas, de unos 45.000 millones de euros, con un incremento del 12% frente a su previsión anterior. A la vez, movilizará otros 8.000 millones de euros a través de terceros como parte de su modelo de negocio de 'Stewardship'.

Un aumento de la deuda del 15% y objetivo de dividendo

En lo que tiene que ver con su previsión de negocio, Enel calcula que sus ganancias en 2021 se situarán en una horquilla de entre 5.400 y 5.600 millones y que avancen hasta los 6.700 y 6.900 millones en 2024. Asimismo, prevé un resultado bruto de explotación (Ebitda) ordinario en 2021 de entre 18.700 y 19.300 millones de euros, con un crecimiento hasta la horquilla de 21.000-21.600 millones de euros en 2024.

La deuda neta del grupo aumentará alrededor del 15% hasta un rango entre los 61.000 y los 62.000 millones de euros en 2024, desde la horquilla de 53.000 a 54.000 millones con el fin de financiar su crecimiento. Entre 2020 y 2030, el grupo espera que el Ebitda ordinario aumente entre un 5 y un 6% anual, mientras que su beneficio ordinario avanzaría entre el 6 y el 7% anual.

En lo que se refiere a su política de dividendos para el periodo 2022-2024, Enel fija un dividendo por título para sus accionistas de 0,43 euros en el horizonte de 2024, con un crecimiento del 13% frente al estimado de 0,38 euros este año. Así, en 2022 el dividendo se situará en 0,40 euros y en 2023 y 2024 alcanzará ese objetivo de 0,43 euros por acción. La compañía aspira a una rentabilidad total entre 2022 y 2024 del 13%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento