Restaurantes de Barcelona que merece la pena probar antes de que acabe el verano

Platos sencillos y ricos en Superclàssic
Platos sencillos y ricos en Superclàssic
Alex Froloff

Buen vermut y algo de picar, la terraza en uno de los rincones más bonitos de la ciudad, la apertura más sonada de la temporada o un nuevo clásico en la zona alta son algunas de las propuestas que hemos recopilado para acabar bien el verano en Barcelona.

Con menos turistas que cualquier otro año -el de 2020 no cuenta, por razones obvias- es un momento estupendo para visitar la ciudad y disfrutar de su oferta gastronómica, ahora que está más volcada que nunca en los locales y los visitantes de otra zonas del país.

Lejos de pretender ser una lista con lo mejor o lo más nuevo, esta heterodoxa selección es simplemente una selección de lugares que hemos visitado recientemente y donde hemos disfrutado en la mesa.

Salvaje

Empezamos fuerte con la que, sin duda, ha sido una de las grandes aperturas de la temporada: Salvaje. El restaurante, que desde hace más de un año ya funciona en Madrid con una excelente acogida, se atreve ahora con Barcelona, una ciudad que siempre se ha dicho que es poco dada a mezclar eso de gastronomía y diversión.

Salvaje, una de las grandes aperturas de la temporada en Barcelona
Salvaje, una de las grandes aperturas de la temporada en Barcelona
Salvaje

Un local espectacular por tamaño, decoración y animación y donde se cumple al pie de la letra aquello de que es mejor verlo en persona que esperar a que te lo cuenten.

Pero que nadie se asuste porque aquí, además de pasarlo bien y dejarse ver, resulta que se come estupendamente. Tal vez ese era el único truco que hacía falta para que una propuesta como la de Salvaje pudiera funcionar en Barcelona: cuidar la cocina tanto o más que otros detalles.

El sushi es excelente, tanto los clásicos como los que apuestan más con la fusión. Los sabores asiáticos son una constante de la carta, donde también juega fuerte la brasa.

Quienes quieran descubrir todo el potencial de su cocina, la experiencia omakase tiene poco que envidiar a grandes restaurantes gastronómicos, aunque aquí, eso sí, la música está más alta.

No es un lugar barato, claro, pero los precios están bien ajustados para el lugar, tanto en la comida como en los vinos y los cócteles, otro de los pilares de la casa.

Superclàssic

En el otro extremo de las novedades, Superclàssic. Muy cerca del mercado de la Boquería reivindica el espíritu de bar de barrio pensado, precisamente, para quienes viven por allí o pasan por la zona y no quieren caer en alguna de las muchas trampas para turistas que hay al acercarse a Las Ramblas.

Algunos de los platos de la carta de Superclàssic
Algunos de los platos de la carta de Superclàssic
Alex Froloff

Hacen un trabajo estupendo macerando y personalizando sus propios vermuts, con lo que dedicar una visita únicamente a probarlos y picar algunos de sus platillos (buenas bravas, excelente tabla de embutidos...) es un gran plan.

En teoría, aquí la comida está para acompañar la bebida. Incluida una carta de vinos bien surtida y cañas de cerveza bien tirada. Algo que, como todo el mundo sabe, no ocurre a menudo en Barcelona.

Pero vamos a contradecir un poco el discurso oficial, porque la ensaladilla rusa que sirven, el steak tartar, la ensalada de buen tomate de Barbastro o el brioche de vitello tonnato hacen que, incluso si no te gusta el vermut y el vino te da un poco igual, merezca la pena pasarse por aquí.

Bistró Mató

Del Raval a la zona alta de la ciudad, porque Bistró Mató ha recuperado uno de los clásicos de Pedralbes. Y con un concepto (bistró, casa de comidas...) que cada vez tiene más adeptos entre quienes buscan comer bien, sin grandes florituras. Algo que en Grupo San Telmo siempre han abanderado.

Interior de Bistro Mato
Interior del restaurante
Bistro Mato

Precioso interiorismo, una terraza muy apañada y una carta concisa y pensada para que el producto luzca son las claves de esta renovada casa, convertida en poco tiempo en un nuevo clásico de la zona.

Mejillones a la brasa, verduras con zaatar, ensalada con buenos tomates y ventresca, carnes y pescado bien tratados a la parrilla, un par de arroces, o una milanesa apetecible son algunas de las propuestas. 

Atentos también a los fuera de carta según temporada y mercado. Importante dejar espacio para los postres, empezando, claro, por el mató (requesón) que se sirve con miel y nueces garrapiñadas.

A Restaurant

La plaza Sant Felip Neri tiene fama de ser una de las más bonitas de la ciudad. Así que la terraza de A Restaurant (Hotel Neri) situada aquí mismo tiene, de entrada, una gran baza a su favor.

Arroz con y espardeñas
Arroz concreto y navajas
A Restaurant

La otra es la cocina asesorada por Alain Guiard (La Mundana). Aquí, el concepto de vermutería gastronómica que tan bien ha funcionado en el barrio de Sants se refuerza con platos pensados para compartir y media docena de principales.

Aunque carpaccios y tartares tienen fama, nos gustaron más los puerros escalivados con burrata y avellana o el sabroso arroz con secreto y navajas del Delta. Si hay tiempo, merece la pena visitar también la acogedora terraza Roba Estesa en la azotea del mismo hotel.

The Bonfire

Llamándose Fire no hace falta jugar a las adivinanzas para deducir cuál es el hilo conductor de este restaurante comandado por la chef Carlotta Delicato, en el hotel W Barcelona.

Este verano el fuego se ha trasladado a la terraza donde, alrededor de la piscina The Bonfire lleva desde junio animando las calurosas noches estivales.

Uno de los platos propuestos por las chefs invitadas
Uno de los platos propuestos por las chefs invitadas
The Bonfire

Pero no se trata sólo de trasladar el restaurante al exterior -una gran idea en estos tiempos, por cierto- sino que durante unos meses las chefs Iolanda Bustos, Laura Veraguas y Carlota Claver se han pasado por la cocina de The Bonfire para sumar sus recetas al menú en noches señaladas.

Es verdad que llegamos un poco tarde, pero la buena noticia es que todavía queda una cita pendiente en esta interesante agenda que reivindica el papel de las cocineras: el 2 de septiembre Carlota Claver de La Gormanda -otro restaurante al que siempre merece la pena ir- cerrará este ciclo.

Boa-Bao

Le seguimos la pista desde que abrió sus puertas así que cualquier novedad en su carta es una excusa para volver a pasarse por Boa-Bao y disfrutar de una cocina viajera que órbita alrededor de la riqueza gastronómica del sudeste asiático. Tanto en la parte de la comida como en una coctelería muy sugerente.

Algunos de los nuevos platos de la carta.
Algunos de los nuevos platos de la carta.
Boa Bao

La cocina indonesia es la protagonista de las últimas novedades en la carta, con platos como el rendang de ternera (un sabroso guiso de carne con leche de coco) o las saté udang, brochetas de gambas con cacahuete.

Algunos de ellos, por cierto, conforman un menú temático de tres platos por menos de 24 euros. De todos modos, merece la pena echarle un vistazo a la carta completa y probar algunos de los los dim sum y baos que hacen. Ricos también los currys y sopas que preparan, con picantes moderados y pensados para todos los públicos.

Y además...

Aunque todavía no hemos podido pasarnos a probarlos, están en nuestra lista de visitas pendientes y todo lo que hemos leído sobre ellos nos anima a ello.

Así que quienes quieran anden por Barcelona también harían bien en pasarse por Tejada Mar o por Xalar (Casteldefells) si la idea es comer cerca del mar, acercarse a Casa Madre junto a la Sagrada Familia, o volver al bar Veraz del hotel The Edition que, tras su reapertura, inicia una nueva etapa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento