Federer y Nadal
Federer y Nadal posan tras el partido (Kevin Lamarque/EFE). REUTERS
El suizo Roger Federer, número uno del mundo, sumó su cuarto Wimbledon consecutivo, tras batir al español Rafa Nadal en 2 horas y 50 minutos por 6-0, 7-6 (5), 6-7 (2) y 6-3.

El español, que ha hecho un torneo excelente, no pudo esta vez con Federer, al que todavía aventaja en 6-2 en los enfrentamientos directos.

El español todavía aventaja a Federer en los enfrentamientos directos (6-2)

El encuentro comenzó con un Federer arrollador, que se llevó el primer set por un contundente 0-6.

Pero Rafa despertó y fue necesario llegar al tie break para decidir quién se llevaría el segundo set, aunque éste cayó de nuevo del lado suizo (5-7).

El tercero fue un calco del anterior, pero esta vez el jugador español encontró la fortuna y acabó llevándose el set en la muerte súbita (7-5).

Todo apuntaba a nueva remontada del manacorí, pero un error de Nadal en su servicio propició que el helvético se apuntara un nuevo break, que prácticamente sentenció el partido.

Todo apuntaba a una nueva remontada del manacorí

A pesar de que Rafa no dio su brazo a torcer y luchó hasta el final, como es habitual, Federer terminó apuntándose el último juego, el cuarto set, el partido y otro triunfo más en Wimbledon, el cuarto de manera consecutiva.

Por su parte, Rafa Nadal ha demostrado que le va cogiendo la medida a la hierba. El jugador español ha hecho un fantástico torneo en el que ha mostrado su potencial en la red, como un especialista.

El sueño de llegar a la final del torneo inglés ya lo ha cumplido, ahora sólo le queda ganarlo. Seguro que no tardará en hacerlo.