El trazado, muy sinuoso, se amoldó a la perfección al poderío físico de Morató, que dio un recital de resistencia y elegancia cuando afrontó el trance de saltar los nueve troncos del circuito.

Con esta victoria, la de Navarcles, que tuvo como principales rivales en la prueba a Sandra Aguilar y Tere Recio, sucede como campeona española a la bilbaina Amaia Piedra, sobre quien pesa una suspensión de dos años por dopaje.  

«Las demás se quejaron un poco del recorrido, pero para mí fue perfecto», señaló la flamante número uno nacional, quien también apuntó que «en Tarancón, en los campeonatos de España de clubes, me sentí muy bien, y hoy me ha pasado lo mismo. Había que luchar  por el podio y los troncos no han supuesto ningún problema para mí.  Además, era un circuito muy rápido». Morató, por otra parte, no dudó en anunciar que ya tiene entre ceja y ceja los Mundiales en pista de Helsinki: “La mínima es asequible, 9:50, y voy a buscarla en cuanto pueda».

De la Ossa repite victoria

En el cuadro masculino, el conquense Juan Carlos de la Ossa, subcampeón de Europa de cross, revalidó su título nacional tras una vibrante pugna con el marroquí Ayam Lamdassem, que se resolvió en favor del primero en el último tramo de la carrera.  «Ha sido un buen test. Mi reto en los mundiales es quedar entre los 20 ó 25 primeros... y que me respeten las lesiones»