En una entrevista publicada en la página electrónica del Barcelona, Rijkaard admite que su equipo está "en un buen momento", pero insiste en que este tipo de partidos siempre son especiales.

"Hay muchos detalles que pueden decidir un partido como éste. Lo más importante es prepararse como siempre y salir al campo con la misma mentalidad de siempre. Es verdad que son tres puntos, pero es algo muy especial para nuestros socios", afirmó.

Rijkaard recordó que el Real Madrid está a un sólo punto de diferencia y a pesar de ello "el equipo blanco tiene mucha presión", porque "le gustaría poder convencer a su afición contra nosotros".

En cuanto a la posibilidad de que actúe el madridista Ronaldo, el entrenador del Barcelona comentó que "siempre que se juega contra un gran rival es mejor jugar contra todos sus jugadores; es una forma de mentalizarte mejor", ya que "cuando los jugadores buscan una victoria están más motivados si tienen delante buenos jugadores".

Preguntado sobre la derrota del año pasado (4-2), el holandés recordó que su equipo no hizo un buen partido. "Ahora lo que debemos hacer es prepararnos para éste al máximo", dijo Rijkaard.

Habló sobre la lesión de Mark van Bommel, que estará entre cinco y siete semanas de baja a causa de una lesión en el tobillo. "Es una lástima para el jugador, que estaba preparado física y mentalmente con su selección después de no estar convocado durante mucho tiempo.

Es una verdadera lástima, porque había trabajo muy fuerte para conseguir este nivel de juego", indicó.

Finalmente se refirió a la posibilidad de que algunos equipos todavía cuestionen la legalidad de la licencia del argentino Lionel Messi. "Si el equipo ha hecho bien todo lo que debía hacer, no nos tenemos que preocupar. Siempre hay gente que quiere molestar o poner más presión, pero no tenemos que teme nada y él tampoco, es un jugador que prefiere hablar en el terreno de juego", indicó.