Pau Gasol
Pau Gasol celebra una canasta ante los Rockets (Foto: Efe) Efe

El partido no fue brillante en el apartado ofensivo ya que ambos equipos se quedaron en el 41 y 40 por ciento de acierto en los tiros de campo para los Grizzlies y Rockest, respectivamente, pero la intensidad estuvo puesta en la defensa y en los puntos decisivos que cayeron del lado del equipo de Memphis.

Después de que Gasol dominara a Ming en el juego dentro de la pintura y bajo los aros, surgió el alero Shane Battier para anotar 20 puntos y ser el líder del ataque de los Grizzlies, que se colocaron con marca de 8-5 y son terceros en la División Suroeste de la Conferencia Oeste.

Junto a Battier, que también capturó siete rebotes y puso tres tapones, el escolta Eddie Jones aportó 17 puntos, mientras que el base Damon Stoudamire logró 15 y repartió cinco asistencias.

El sexto jugador de los Grizzlies, Bobby Jackson consiguió 12 para ser el cuarto que logró doble figura.

Gasol jugó 38 minutos y el encargo que le hizo el entrenador Mike Fratello fue que ayudase a Lorenzen Wright en el marcaje a Ming, el jugador clave de los Rockets al faltar por lesión el escolta Tracy McGrady.

El jugador catalán no defraudó a Fratello porque hizo un partido sin brillo, pero muy efectivo al sacar siempre de posición a Ming y no dejarlo que tirase cómodo a canasta.

El resultado no fue otro que ver como Ming se quedaba con sólo 15 puntos al fallar 9 de 13 tiros de campo, capturó 12 rebotes y puso dos tapones, sin que pudiese evitar la sexta derrota consecutiva para los Rockets.

Mientras, Gasol iba a aportar nueve puntos con 4 de 11 tiros de campo y 1 de 3 desde la línea de personal, capturó cinco rebotes, dio ocho asistencias y puso dos tapones.